23 de abril ‘Dia del libro’

LUIS MARIANO SANTOS

opinión – leonoticias

Cada año  el calendario va deshojando conmemoraciones ceñidas a una fecha determinada para la que se han ido consolidando simbolismos representativos que, en muchas ocasiones, procuramos durante los 365 días del año.El día del libro no es ajeno a esto. Y no es que el día 23 de abril debamos dedicar las 24 horas a leer de una forma enfermiza, aunque haya libros que inviten a ello, debemos hacerlo de forma constante.

Es verdad que hoy en día, te levantas por la mañana y muchos miran el calendario para ver que se conmemora ese día para ponerse en la chaqueta, un lazo verde, uno rosa, uno azul….algunos viven obsesionados porque en la foto de rigor aparezcan con el símbolo apropiado para que la gente vea lo comprometido que está con la causa, algunos lo hacen por convicción y otros…bueno cada uno tiene sus motivos y yo no soy quien para juzgarlos.

Porque leer es una de las mejores maneras no solo de mantener una mente activa, es un arma para defenderse de la ignorancia,la gran aliada de la manipulación y la mentira, uno de los grandes males de nuestra sociedad, y más en estos momentos de fake news.

Y es que el 23 de abril es en esta comunidad una de esas grandes falacias que se pasa la imparcialidad por donde mejor consideren algunos. Una fecha en la que alguno celebrará una efeméride…

Volviendo al 23, al día del libro, seguro que alguno celebrará otra efeméride, me imagino que, a la Izquierda castellana, esa que se manifiesta contra la burguesía castellana le apetecería retozar por la campa de Villalar. Esa campa que intentando rivalizar con ese movimiento de defensa de los derechos obreros, intentaban conquistar a base de millones y millones de las antiguas pesetas, la derecha castellana. Y en esa batalla por el relato de una fiesta, que algunos disfrutan a ritmo de botellón, que otros dedican a la defensa ideológica y que otros utilizan para ganar un relato identitario, seguimos cada año respondiendo a todo el mundo que para los leoneses esa fiesta no representa nada.

Pero no es cierto, sí representa algo, representa el símbolo del despilfarro económico en publicidad institucional, lo van a ver y leer, y todo aunque no se celebre por la situación que estamos viviendo, representa el intento más burdo de adoctrinamiento identitario, intentando convencer a los leoneses de Salamanca, Zamora y León, y me atrevería a decir a los Soriano y Abulenses…de algo que es en definitiva la ocurrencia de una mente lúcida que inventó por azar en la periferia de Valladolid, que ya es casualidad, rememorando un episodio histórico sin especial identificación para la mayoría de las provincias de esta comunidad autónoma.

Y en estos tiempos que corren, si nos importaba poco la fiesta antaño, imagínense lo que nos importa ahora, eso si volverán las preguntas de los periodistas, que haciendo su trabajo tienen y deben de hacer, ya se ocupa la Junta de incentivar con la publicidad institucional que se hable de esa efeméride. Eso si la misma administración que guarda silencio, ante la invitación que desde León le hemos hecho para que done el casia millón de euros presupuestado este año a la lucha contra el coronavirus, ya que las circunstancias impedirán retozar por la campa de Villalar.

Así que, todo sigue igual, si no fuera porque estamos luchando contra una pandemia, confinados en nuestras casas, con más de 20.000 muertos y con una economía maltrecha que tocará levantar entre todos, todos menos los que deciden gastar ese millón de euros, lo que refuerza nuestra convicción de no tener mayor relación con ellos que la de vecindad geográfica.

Os deseo un Feliz día del libro que os ayude a encarar con optimismo la dura tare que tenemos por delante. Y a leer, ¡leed, leed!, informaros y tratad de encontrar la verdad, de saber, porque un pueblo que no sabe es más fácil de dominar

miércoles, 22 abril 2020 por

Pin It on Pinterest