León no se resigna

Una multitudinaria manifestación respalda el llamamiento de CC OO y UGT para hacer del 15-N «una fecha histórica de reivindicación». Antonio Gamoneda reclama esfuerzo más allá de la protesta para «luchar y abrir las puertas al futuro, para recuperar nuestros sueños»

UPL MOVILIZÓ INTENSAMENTE A SU MILITANCIA

 
 

MARÍA J. MUÑIZ | LEÓN – diario de león

Miembros de UPL durante la manifestación

 

«Hoy es un buen día para empezar a trabajar, para poner manos a la obra y cambiar las cosas. No se trata de haber acudido a esta llamada, que es importante, ni de reclamar la satisfacción de las necesidades de la provincia. Cuidado, porque no podemos esperar que los poderes económicos y los políticos dependientes de ellos las satisfagan. Tenemos que trabajar, y es posible». Más allá de la lectura del comunicado en la manifestación convocada por el futuro de León, el premio Cervantes Antonio Gamoneda arengó a los más de 15.000 leoneses que respondieron a la convocatoria a defender una nueva postura para revertir el declive de la provincia.

«Hoy es un buen día para trabajar por nuestra tierra, y apostar por la cultura y la educación», insistió. «No podemos caer en el victimismo, luchemos, abramos las puertas al futuro y recuperemos nuestros sueños». Esos que «nos han amputado por el clientelismo» que no ha sabido defender los intereses de la provincia ante los gobiernos regional y nacional.

Más de 40 colectivos se sumaron finalmente a la multitudinaria protesta convocada por los dos grandes sindicatos. A la que respondieron 12.000 personas, según fuentes policiales, y 30.000, según los convocantes. Una marcha encabezada con una pancarta «Por el futuro de la provincia de León», a la que siguieron decenas de mensajes y reivindicaciones. Desde el convenio de las trabajadoras de limpieza a la denuncia del trabajo en precario de las encargadas de la ayuda a domicilio; pasando por las protestas de los trabajadores de las centrales térmicas de Anllares y Compostilla, los de la productores de remolacha, los pensionistas que exigen retribuciones dignas, la defensa de la educación pública y de los concejos, los opositores a los pantanos de Carrizo y La Ribera con la Asociación de Productores de Lúpulo, o los trabajadores de Vestas. Junto a otras con mensajes sindicales como «Trabajo con derechos. Ni pun paso atrás», y políticos como «Es la hora. Por el futuro de la provincia» o «En León Podemos».

Los asistentes también reclamaron trabajo con derechos. RAMIRO

PARTICIPACIÓN

La marcha contó también con una amplísima participación de agrupaciones y colectivos leonesistas, y la bandera de la provincia tuvo especial protagonismo en la convocatoria. No faltaron tampoco mensajes personales, como «No nos vamos, nos echan» o «Me quiero quedar aquí».

Los colectivos leonesistas también estuvieron presentes. RAMIRO

Algunos comercios bajaron sus trapas al paso de la manifestación, en señal de apoyo a la propuesta reivindicativa; aunque la mayoría fueron cerrando a medida que llegaba la hora habitual.

Algunos comercios se sumaron a la reivindicación. JESÚS F. SALVADORES

La manifestación salió a buen paso de la plaza de Guzmán el Bueno, y cuando los últimos participantes abandonaban el punto de origen la cabecera de la marcha había recorrido ya Ordoño II, Santo Domingo y Gran Vía de San Marcos, hasta la Subdelegación del Gobierno. Muchos leoneses se fueron incorporando a la marcha a lo largo de estas calles, sobre todo a partir de la hora de cierre de los comercios y negocios.

La protesta concluyó en la plaza de San Marcos. El secretario provincial de UGT, Enrique Reguero, insistió antes de iniciarse la manifestación en que el 15-N «tiene que convertirse en una fecha histórica en el calendario, para reivindicar el futuro de una provincia y vender el desánimo y la apatía, el destierro de una juventud que vive un exilio forzado». Para revertir la situación hizo un llamamiento a «las administraciones, los empresarios y los políticos», a los que reclamó que «no nos vendan más humo, estamos cansados. Son muchos años de promesas incumplidas. Esta protesta es un basta ya, León tiene que revertir la despoblación en las comarcas e invertir en un futuro que permita a las familias vivir en la provincia».

Cabecera de la manifestación por las calles de León. RAMIRO

Por su parte el secretario provincial de CC OO, Xosepe Vega, hizo hincapié en que la multitudinaria protesta «no es más que el comienzo. Ya advertimos que es el inicio de un ciclo de movilizaciones, en el que lo más importante es la persistencia y la constancia para reclamar lo que creemos justo». El líder sindical señaló que «los leoneses tienen derecho a poder vivir en su tierra, y para eso hace falta industria, empleo y trabajo. Ese es el objetivo. Pero para eso también es necesaria la construcción de consensos, políticas nuevas y actitudes nuevas por parte de los partidos que nos representan».

LA MIRADA FEMENINA

Además de Antonio Gamoneda y los dirigentes sindicales, y de la actuación de la cantautora Isamil9, la parte final de la manifestación contó con la partipación de la periodista de Diario de León Ana Gaitero, que reclamó «ser realistas», y para ello es necesario entender que «con nosotras, las mujeres, hay futuro para León».

La periodista de Diario de León, Ana Gaitero y Xosepe Vega. JESÚS F. SALVADORES

Gaitero recordó que la debacle demográfica de León comenzó «cuando a esta provincia la sentenciaron a ser una gran mina de carbón, y cuando las mujeres se fueron del campo por falta de oportunidades»; pero también porque «es una tarea titánica recuperar los 35 años de políticas centralistas» de una Comunidad «que avanza al precipicio por falta de solidaridad y equilibrio interprovincial». Lamentó también que se haya perdido «una generación de jóvenes y no tan jóvenes, que nos privarán de sus hijos y sus hijas».

Señaló sin embargo que «aunque podríamos pasarnos la vida buscando culpables», si lo que se quiere es «sacar del atolladero a León nos tenemos que remangar y volver a empezar. Si queremos un León con futuro hemos de abandonar el lamento y asumir nuestra responsabilidad».

Desde un discurso plagado de mensajes en defensa de los derechos de las mujeres, la periodista señaló que las leonesas «estamos cansadas de oír hablar de descarbonización de la economía. Queremos oír hablar de humanización de la vida. Queremos oír hablar de economía fenimista en lugar de feminización de la pobreza». Y confió en que «la corresponsabilidad en el poder (político, económico y social) y en los cuidados (de casa y de la sociedad) mejorará a esta provincia maltrecha y en riesgo de quedarse varada como un buque fantasma en el mar de las lamentaciones».

La manifestación contó con una asistencia considerable. RAMIRO

En el sentido de ir más allá de la mera reclamación se manifestó también el escritor Antonio Gamoneda antes de iniciar la manifestación. «Desde mis muchos años y experiencia digo que nos atemos bien las botas, porque los del otro lado intentan que nosotros sigamos sosteniendo este tinglado».

DE AHORA EN ADELANTE

Añadió que «no bastan los deseos ni las reclamaciones, algo tenemos que hacer. Cosas concretas que tienen que ver con la distribución de la riqueza y con las ordenación justa del trabajo. Este 15 de noviembre debe quedar señalado como algo que se inicia, y que se inicie también el trabajo por nuestra parte, no sólo la reclamación. León tiene la oportunidad de ser pionera en una iniciativa que puede ponerse en marcha ya».

Tanto el responsable de UGT como el de CC OO insistieron en la idea de que la reivindicación irá intensificándose en el futuro, después del aldabonazo dado hoy por los leoneses. Con el objetivo de vencer el desánimo y lograr que tanto el gobierno autonómico como el central reviertan sus políticas y apuesten por el desarrollo de la provincia.

La cantautora Isamil 9, durante su actuación en San Marcos. JESÚS F. SALVADORES

 
viernes, 16 noviembre 2018 por