‘4M’: EL GRITO DEL LEONESISMO

El 4 de mayo de 1984 salieron a las calles de la ciudad de León 90.000 personas según la propia Policía Local para reclamar una autonomía propia para la Región Leonesa

LEONOTICIAS

No fue una manifestación más. Aquel 4 de mayo, hace 34 años, tenía lugar la mayor marcha que ha logrado sacar a la calle el leonesismo, con 90.000 asistentes (según la Policía Local de León).

La convocatoria fue realizada por la ‘Plataforma Leonesista’, que agrupaba a diversos grupos de múltiples ideologías.

De este modo, aparte de los leonesistas Grupo Autonómico Leonés (GAL) y Partido Regionalista del País Leonés (Prepal), integraban esta plataforma partidos de izquierda como el Partido de Acción Socialista (Pasco), Izquierda Republicana (IR), o de derechas como Alianza Popular (AP), el Partido Demócrata Popular (PDP) o el Partido Demócrata Liberal (PDL).

La convocatoria, sin embargo, contó con el rechazo rotundo del PSOE, que entonces presidía la Junta de Castilla y León. En este sentido, el entonces presidente socialista de la Junta, Demetrio Madrid, calificó -según recuerda el Colectivo Ciudadanos del Reino de León en un comunicado- la manifestación por la autonomía leonesa como «una chiquillada, una forma de distracción, un divertimento, a lo que no hemos de dar mayor importancia», llegando a describirla como «una apuesta inútil y sin sentido».

'Somos socialistas, pero antes leonesistas'.
‘Somos socialistas, pero antes leonesistas’.

El leonesismo socialista

A su vez, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de León, Daniel García, calificó la manifestación como «una tomadura de pelo», alegando que lo que se pretendía con ella era «desviar la atención de los problemas serios que tiene la ciudad».

Sin embargo, la postura oficial antileonesista del PSOE no evitó que muchos de sus militantes acudiesen a la manifestación del 4 de mayo de 1984, portando una pancarta con el lema ‘Somos socialistas, pero antes leonesistas’.

Por su parte, el PCE, por boca de su secretario de política institucional en la provincia de León, Manuel Fernández Bayón, también se opuso a la manifestación y a la petición de una autonomía para la Región Leonesa, la cual describió como «una vieja cantinela de la oligarquía con residuos centralistas y autoritarios», alegando que era un «canto de sirena de la burguesía leonesa», e indicando que la petición de una autonomía propia «para el País Leonés pretendía desmembrar el Estado de las autonomías».

Al contrario que PSOE y PCE, otros grupos sí mostraron su apoyo a la manifestación y la autonomía leonesa. Tal fue el caso de Ciudadanos Zamoranos (CCZZ), que quiso poner de manifiesto el «derecho que nos asiste a todos los leoneses de Salamanca, Zamora y León de tener autonomía propia, singular y diferenciada, dentro de la unidad de España».

Imagen de la manifestación a su paso por la Plaza de Santo Domingo.
Imagen de la manifestación a su paso por la Plaza de Santo Domingo.

UPL

En esta misma línea, el centro regional leonés en Barcelona mostró públicamente mediante un comunicado su apoyo a la convocatoria y a la petición de una autonomía propia para la Región Leonesa, lamentando en el mismo la imposibilidad de sus miembros de asistir a la manifestación.

«34 años más tarde, el leonesismo ha recorrido una trayectoria que le ha dado madurez en su reivindicación de una autonomía propia para la Región Leonesa, siendo un movimiento vivo, que ha logrado sacar a la calle a miles de personas en los últimos años en diversas manifestaciones en Salamanca, León y Zamora. Un movimiento que era extraparlamentario hace 34 años y que actualmente tiene representación en las Cortes autonómicas a través de Unión del Pueblo Leonés (UPL)», ha recordado el colectivo.

Por todo ello, 34 años después, desde el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL) se ha querido recordar «a todos aquellos miles de paisanos que salieron a la calle en 1984 para reclamar un derecho constitucionalmente reconocido a la Región Leonesa. Queremos recordar a paisanas como María Sixcar, a quien no le frenaron sus 94 años para salir a la calle a reclamar los derechos que por justicia correspondían (y corresponden) a su tierra, a nuestra tierra».

viernes, 4 mayo 2018 por