A Pedro Sánchez

TRIBUNA – DIARIO DE LEÓN

Luis Mariano Santos Reyero – Secretario General de UPL

Luis Mariano Santos. Secretario General de UPL

Ante el comienzo de un nuevo ciclo político, con el cambio de color gubernamental, quisiera desearle, antes de nada, la mayor de las fortunas y aciertos, y lo hago desde la sinceridad más absoluta, porque su fortuna y su acierto será la de todos los españoles. Dicho esto, también le tengo que confesar que, a pesar de no ser usted mi candidato, tampoco lo era el anterior presidente, sí considero su llegada como un acto político normal y tan legítimo como cualquiera de los presidentes que le han precedido.

Señor Sánchez, en este arranque de sinceridad, también he de confesarle mi escasa confianza en la gestión de su partido en lo que respecta a las reivindicaciones que esta tierra leonesa viene haciendo en las ultimas décadas, presidente tras presidente, obteniendo desprecio y silencio, como respuesta insolidaria, a un territorio importante en la configuración de este país y que no ha recibido guiño alguno, de izquierda ni de derecha. Ese desprecio, ninguneo, es lo que hace ya mucho tiempo ha configurado mi pensamiento ideológico de escasa empatía hacia la Izquierda o la derecha de este país, sin embargo, me niego a no darle a usted, como a sus antecesores, la oportunidad de demostrarme que León y la Región leonesa por fin van a ser tratadas con justicia.

 

Va a tener muchas oportunidades de demostrar si será un presidente más, idéntico a los anteriores o no, veremos si será usted capaz de dar otro sentido a la palabra descarbonizar, si será capaz de acometer una transición energética justa buscando las alternativas necesarias a las cuencas mineras de León. No olvide, en el «debe» de Mariano Rajoy y de un gobierno socialista, que comenzó el camino, allá por los años 90, con el desmantelamiento de la cuenca de Sabero-Cistierna. Tiene usted la oportunidad de apostar de nuevo por la Ciuden y tratar el cambio climático con rigor, está bien esa apuesta por revertirlo, pero no es menos importante evitar crear balsas y pantanos, que también modifican el hábitat y el ecosistema de una tierra, la leonesa, acostumbrada a sacrificios sin compensaciones solidarias. Como tampoco sería comprensible que no paralizase la mina de uranio de Retortillo (en Salamanca) debido a su impacto medioambiental, si en verdad su ministra está tan comprometida con la tarea de hacer de este planeta un lugar habitable. Y ya puestos, sorpréndanos finalizando la integración de Feve (vergüenza nacional) y de Renfe, apueste por la doble vía del AVE a León, y demuestre valentía y atrévase con la reapertura de la línea férrea Ruta de la Plata, que ya aprobaron el año pasado.

En cuanto a nuestras carreteras, dígale al señor Ábalos, que, aparte de inaugurar el tramo de la A-60 ya finalizado y no abierto al público por razones electoralistas, mejore los tiempos y las inversiones de un incapaz Partido Popular para finalizar la misma; tómese en serio el tema y arregle rápidamente las Nacionales 630, 621 y 625; acabe con la visión lastimera y peligrosa de una autovía, la A-66, que posee tramos en Zamora, León y Salamanca más propios de un país tercermundista; cumpla con el Bierzo impulsando el tramo leonés de la Orense-Ponferrada, e impulse la finalización de la A-11 entre Zamora y Portugal, y la León-Braganza.

Decía, Luis Tudanca, su escudero fiel, que esto no era cosa de cuotas ni de reparto, que ustedes están por la justicia social. Pero es que el señor de Burgos olvida que, para cumplir ese principio de justicia social, lo primero que hay que hacer es revertir esos desequilibrios territoriales que las inversiones de los diferentes gobiernos socialistas y populares han perpetrado contra provincias como León, Zamora y Salamanca en los últimos 30 años. Un territorio que, a pesar de contar con una ubicación geográfica perfecta para el desarrollo logístico, acumula más de una década de retraso por las políticas nacionales y autonómicas que han privilegiado otras cuotas de reparto, como las que dice el señor Tudanca, que ahora no tocan. Por eso, estaremos atentos a que cumpla con Torneros, que aquí en León siempre hemos defendido, tanto UPL como PSOE. No sé si el PSOE de León tiene cuota o acceso al reparto, pero estoy seguro que León sí tiene derecho a esa justicia social, como también tiene derecho a mantener su mundo rural y sus juntas vecinales, en riesgo ante la última modificación legislativa.

Le daré el beneficio de la duda, pero le exigiré, no como el alcalde de León al que nunca se le conoció petición alguna y hoy parece haber descubierto todas las necesidades de esta tierra. No me olvidaré de la Ciudad del Mayor–Centro Referencia del Autismo, del Teatro Emperador, de las murallas de Astorga, del fallido Plan Oeste de Zapatero… en definitiva, tiene usted el período de gracia, pero le exigiremos en materia de empleo, pensiones, dependencia y despoblación lo mismo que a los que le precedieron.

Y para terminar, a usted que le gusta hablar de federalismo y de reabrir el mapa territorial, si encuentra un hueco, a ver si puede ser que nos reconozca ese derecho a otro marco territorial, más que nada porque ustedes fueron y son protagonistas indiscutibles de ese error y del mantenimiento del mismo.

lunes, 11 junio 2018 por