Entrevista al secretario general de la UPL y procurador en la Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos

“Ciudadanos lo único que está haciendo es pegar toques a candidatos de la UPL”

I. Herrera | LNC

Luis Mariano Santos, en un momento de la entrevista

El secretario general de la UPL y procurador en las Cortes está dispuesto a repetir como candidato en la lista autonómica si así lo quieren en su partido, aunque de momento asegura que los nombres no es lo que más preocupa en la formación leonesista, que está trabajando por buscar coaliciones en el Bierzo para ganar peso en Las Cortes y en configurar listas a las municipales mientras se ultima la unión con el PAL-UL. Hoy, Día de la Comunidad, Luis Mariano Santos sostiene que su partido no tiene nada que celebrar y reitera que de la misma forma que se creó esta comunidad debería ser dividida atendiendo a las dos regiones que la conforman. 

–Este lunes se celebra el Día de la Comunidad, ¿tiene UPL algo que celebrar?
–No, nosotros siempre hemos dicho, y lo mantenemos, que no tenemos nada que celebrar de esta comunidad autónoma impuesta, por lo tanto, como no tenemos nada que celebrar, una fiesta generada y creada única y exclusivamente para intentar crear de la nada una identidad que no existe que es la de esta comunidad autónoma, desde luego no vamos a estar. Allí estarán PSOE, PP, IU, Podemos y Ciudadanos que sí que están encantados de estar en esta comunidad, y el leonesismo y UPL desde luego no estarán. 

–Sin embargo, algunos de esos mismos partidos que estarán presentes en Villalar también se muestran sensibles al sentimiento leonesista…
–Sí, bueno, estamos acostumbrados a eso. Estamos acostumbrados a que, sobre todo cuando se van acercando las elecciones, van jugando a este doble lenguaje. Probablemente Podemos se va a sumar a esa ola que normalmente suele usar el PSOE por intentar captar el voto leonesista. Hombre, yo entiendo que la gente ya es lo suficientemente madura y ya lleva tanto tiempo escuchando esos mensajes que sobre todo emergen en épocas prelectorales para saber que lo único que están intentado hacer es engañarles, porque el leonesismo es mucho más importante que lo que la gente cree. Leonesista en León yo creo que más del 90%, otra cosa es que voten a la UPL, lógicamente. 

–¿En qué estado se encuentra el leonesismo?
–Yo creo que el leonesismo goza de muy buena salud y creo que el partido también está empezando a curarse de ese resfriado, de esa pulmonía que tuvo. No sé exactamente el tiempo que nos llevará volver a tener el poder o la potencia que tuvimos en su momento, pero estoy convencido de que estamos en el buen camino. Tenemos que seguir siendo serios, realistas, y tenemos que seguir trabajando, buscando ese objetivo final que es el de tener un marco territorial que en el que nosotros queremos estar que es el de la región leonesa, pero mientras llega ese momento tenemos que seguir siendo útiles a la sociedad, útiles a León, a Zamora y a Salamanca, y tener que buscar acuerdos para buscar financiación para evitar ese desequilibrio económico que tenemos. 

–¿León solo? ¿León, Zamora y Salamanca?
–Es evidente que no existe el mismo sentimiento en Zamora y en Salamanca que existe en León. La UPL lo tiene muy claro, porque yo me debo a lo que dicen los estatutos de mi partido, y éstos hablan de la región leonesa de León, Zamora y Salamanca. Si algún día existiera algún tipo de consulta o algún posicionamiento de Zamora o de Salamanca donde ellos dijeran o renunciaran a esa identidad que tienen de parte de la región leonesa, nosotros tendremos que replantearnos nuestro camino, pero dudo mucho que cuando los zamoranos y los salmantinos reflexionen y vean cómo les ha ido estos 35 años, renieguen de buscar esa alternativa o ese marco territorial diferente. 

–¿Se refiere a un referéndum?
–Yo no soy muy partidario en estos momentos de buscar un referéndum, yo creo que está claro que en León existe esa identidad, que ésta es una comunidad impuesta que no tiene ninguna lógica desde el punto de vista económico, desde el punto de vista identitario, y que, probablemente, lo lógico sería partirla en dos, lo que es la región castellana y lo que es la región leonesa. Yo creo que en eso coinciden no solamente los leoneses de las tres provincias sino que coinciden muchos castellanos y muchos de los procuradores castellanos que en los pasillos así lo confiesan, que no tiene lógica esta comunidad autónoma que fue creada de una forma absurda. Por lo tanto, yo creo que de la misma forma que fue creada, tiene que ser eliminada, en un pacto político en el que lleguemos al acuerdo de, sin generar mayores costes económicos, porque España no está para eso, busquemos esa alternativa de cambiar esa comunidad autónoma por dos comunidades, la de León y la de Castilla. Creo que no es tan difícil, es una cuestión de voluntad política, ahora mismo no existe, lo que nos toca a nosotros es trabajar para que algún día sí exista. 

–La fusión de siglas entre UPL y PAL-UL, ¿qué forma va a adoptar?
–No está cerrado del todo, pero sí es verdad que por donde van las conversaciones es por mantener la identidad en este caso de los dos partidos en cuanto al PAL-UL y la UPL. Mantener la identidad, aunque yo creo que el desenlace final, no sé si será dentro de un año o dentro de dos o cuándo, tiene que ser que volvamos a ser sólo una única persona jurídica, un único partido, pero es evidente que probablemente para las próximas elecciones iremos con las dos siglas para no perder ningún tipo de identidad y para respetar la autonomía de cada uno de los partidos. Yo creo que eso sí que está hablado, no sé si puede cambiar, pero en principio es la idea original. 

–¿Con qué nombre?
–Pues irá con UPL- PAL-UL probablemente.Irá con esa confluencia en la mayoría de los partidos judiciales. Hay una posibilidad que nos permite la ley que es que en cada partido judicial puedes ir con unas siglas. En la mayoría irá así, aunque no descarto que en algún territorio, partido judicial, pudiera haber alguna otra confluencia, y en eso estamos trabajando, porque creo que ha llegado el momento en el que tenemos que buscar fortalecer sobre todo el partido y fortalecer también la defensa de todos los ciudadanos de León, Zamora y Salamanca. 

–¿Alguna confluencia con algún otro partido?
–Bueno, no hay nada en estos momentos y por eso no puedo hablar de nada en concreto, pero es evidente que nosotros tenemos que buscar y buscaremos alguna alianza en alguna zona específica, por ejemplo el Bierzo. Es evidente que nosotros tenemos un déficit de implantación en estos momentos de estructura en el Bierzo y que buscaremos alguna alianza que pueda darnos la fortaleza suficiente para llevar los problemas del Bierzo de primera mano a las Cortes de Castilla y León. 

–¿Hablamos entonces de cara a las autonómicas?
–Sí. ¿Cómo pueda llegar a ser? En estos momentos no tenemos cerrado nada, así que tampoco puedo saber. Nosotros llevamos trabajando tiempo. Necesitamos tener músculo. 

–¿Tienen ya candidato para León?
–No, ni para León ni para las autonómicas. No se ha abierto ese proceso aún, yo no sé siquiera si Eduardo López Sendino querrá repetir, no hemos hablado. Lo bueno que tiene este partido, no sé si es porque somos un partido muy local o muy enraizado con lo que es la gente, es que los nombres es una de las cosas que solemos decidir en el último momento. No sé si Eduardo López Sendino será el candidato, él ni siquiera me ha planteado que quiera o no repetir, a mí me parece un fenomenal candidato, pero en estos momentos no está nada decidido. 

–¿Usted repetirá como candidato a las Cortes?
–Yo siempre he dicho lo mismo, yo la primera vez que me presenté hace tres años no lo tenía nada claro y fueron casi los compañeros los que me empujaron. No voy a decir con esto que no quisiera, pero fueron ellos los que más me empujaron. En estos momentos sí que tengo claro que para hacer un trabajo un poco estable yo creo que lo normal son los ocho años. Sí que como ya he dicho estoy seguro que no repetiré de procurador de las Cortes más allá de ocho años, porque creo que es el periodo lógico, dos legislaturas, para llevar un proyecto adelante. Entonces, si al final los compañeros quieren que yo sea el candidato, probablemente sí que lo sea, pero será mi última legislatura porque entiendo que más allá de ocho años no se puede llevar el nivel de trabajo al que te tiene que someter una labor como la de procurador. 

–¿Con el surgimiento de nuevos partidos, se complica la labor de encontrar candidatos?
–Es difícil, siempre ha sido difícil llegar sobre todo a los pueblos a buscar candidatos. Yo he de reconocer que para la UPL, que solemos presentar en torno a las 100 listas electorales en una provincia como la de León donde hay 211 municipios, y aun así somos con mucha diferencia el tercer partido con más implantación en los municipios y con más concejales detrás del PP y el PSOE, por lo tanto va a ser todavía más complicado. Es complicado incluso para aquellos partidos que constantemente están diciendo que están en la cresta de la ola y que la gente llega a sus sedes a pedir la afiliación, y luego tú observas que lo único que están haciendo es que están pegando toques a candidatos de la UPL. Y me estoy refiriendo a Ciudadanos, que está intentado tocar a alcaldes de la UPL. Cuando un partido, que es verdad, que está subiendo de la forma que está subiendo lo que está buscando son candidatos leonesistas cuando prácticamente nos tratan casi de apestados por nuestra definición ideológica, la verdad es que es un poco sorprendente. Nosotros creo que, por primera vez en mucho tiempo, a estas alturas ya tenemos cerradas listas, y yo no soy muy partidario de hacerlo tan pronto porque en un año pueden pasar muchas cosas, pero ya tenemos cerradas varias listas en municipios de la provincia de León, casi tenemos cerrados candidatos en Zamora y Salamanca, por lo tanto vamos muy bien. 

–¿Con qué aspiraciones concurren a las elecciones municipales?
–No nos hemos puesto un objetivo de cuántas listas queremos hacer, queremos hacer no sé si más listas o mejores, queremos llegar al mayor número de sitios y, es evidente que para eso tenemos que crecer en número de listas. No sé cuántas pueden ser, pero yo estaría encantado con superar las cien listas, porque eso significa que vamos para arriba y que vamos sumando nuevas personas al proyecto. No lo sé. Es verdad que va a dificultar mucho más que Podemos y que Ciudadanos intenten buscar también candidatos en diferentes lugares de la provincia, porque claro, son más partidos políticos, pero nosotros en favor nuestro tenemos que decir que nosotros tenemos una infraestructura, sobre todo en el mundo rural, que no tiene ni Podemos ni tiene Ciudadanos. 

–¿Qué aporta el PAL y qué aporta UPL? ¿Cuáles son las condiciones de unos y de otros?
–Yo creo que no es que aporten nada, yo lo he definido alguna vez, y de verdad que lo hago sin ningún punto de vista político, el PAL es un partido que es el hijo de la UPL que se marchó de casa, que se enfadó en su momento y se fue, se escindieron y crearon un partido nuevo leonesista. Por lo tanto, con las mismas condicionantes, con la misma ideología y cada uno con un estilo, con una implantación, pero son la misma cosa. Por eso digo que aportan, son lo mismo, tenemos un grado de identidad tan similar que no cuesta absolutamente nada. En el momento en que se olvidaron determinados posicionamientos individuales nos ha costado llegar a un acuerdo cinco minutos en cuanto a cercanía de ideología y demás. Por lo tanto, aportan, somos lo mismo, genial porque la gente lo que aporta fundamentalmente es una visión al exterior de que el leonesismo por fin vuelve a estar mayoritariamente unido, y ese es el objetivo que nosotros nos habíamos planteado, llegar un momento en el que todo aquel que quisiera plantear un proyecto leonesista pudiera participar de este proyecto político de UPL, de PAL, incluso planteábamos en un principio que estábamos dispuestos a cambiar la denominación del partido porque todos fueran capaces de sentirse representados en este proyecto nuevo y coger otra vez un poco la fuerza que tuvimos en su momento. Hay gente que no quiere participar en este proyecto porque no considera que responda a lo que ellos piensa, peor para ellos y peor para la ciudadanía, porque se puede ser leonesista fuera de la UPL y fuera del PAL-UL, perfectamente, pero lo que no se puede es ser leonesista fuera de la UPL y fuera del PAL-UL y estar constantemente atacando a la UPL, eso es lo que no se puede hacer, porque no es ni lógico ni coherente.

–Fuera de la política, en un ámbito social, también hay muchos movimientos leonesistas…
–Nosotros lo que hemos intentado es ser sensibles con ellos, es decir, no pretendemos que ese movimiento social participe del proyecto político de la UPL; el que quiera participar que participe, pero sí que hemos abierto una vía muy costosa, porque el leonesismo es una movimiento muy autocrítico y no perdona ningún error y suelen ser muy críticos sobre todo con el movimiento político. Entonces hemos abierto una vía en la que hablamos e intentamos llegar a acuerdos, si hacen alguna actividad y podemos colaborar, lo hacemos, y eso estamos haciendo, sin intentar que ellos formen parte del proyecto político, pero intentando que tengan una sintonía con el proyecto político, que ambos trabajemos conjuntamente, y eso lo estamos haciendo con la mayoría de las asociaciones leonesistas, yo creo que ha habido una respuesta muy positiva en ese sentido. Y es un giro bastante importante y bastante complicado. Vamos a seguir trabajando en esa ventana que hemos conseguido abrir. 

–Ugal se unió a UPL por la falta de entendimiento con el entonces secretario general del PSOE, ¿ahora que los socialistas han cambiado de líder teme que el sindicato agrario vuelva a unirse al PSOE?
–No. No es que no lo tema, es que no me preocupa en absoluto. Yo sé, porque así me lo traslada Ugal, que están encantados de estar en la UPL, que nunca han tenido tanta libertad como desde que están en la UPL. Por lo tanto, desde ese convencimiento de que están contentos… yo sé que ha habido esfuerzos del PSOE, pero también sé que de momento se han encontrado el ‘no’ rotundo. 

–¿La unión del leonesismo puede reabrir el debate de una autonomía para León o el planteamiento es seguir denunciando los agravios desde dentro?
–No digo que no sea el momento, yo estoy convencido de que el momento es siempre para buscar cambiar esta autonomía, pero lo que soy es consciente de lo que existe y que la UPL tiene un procurador de 84 que es el único que defiende ese marco de cambio territorial. Entonces, con ese peso político soy consciente de que, de momento, lo único que podemos hacer es seguir trabajando esa idea, intentado convencer a los otros 83 para que también exista esa voluntad política, eso es lo difícil, lo cual no quiere decir que la UPL pueda renunciar en cualquier momento a eso, porque si renuncia a eso estará renunciando a su identidad. Pero mientras eso llega, mientras no somos capaces de convencer a esos 83 y convencer a partidos como Podemos, que es capaz de decir que respeta que Cataluña pueda decidir pero no lo respeta en la región leonesa, mientras eso pasa nosotros tenemos que ser útiles. 

–¿Qué futuro augura a las juntas vecinales?
–Yo espero que el futuro sea halagüeño, pero es verdad que en estos momentos se cierne sobre ellas un problema terrible. Yo creo que la UPL ha sido el primer partido en salir a lanzar el SOS. Ahora el presidente de la Diputación parece que ha cogido el guante, pero no se trata de declaraciones, sino de dar soluciones a las juntas vecinales; y las juntas vecinales, con la nueva regulación del señor Montoro, están condenadas a desaparecer. No se puede pensar que los secretarios municipales van a ser capaces de llegar a las 21 juntas vecinales de Valderrueda o a las 37 de Riello, eso es imposible, y sólo alguien desde Madrid o alguien desde un despacho puede ser tan estúpido y tan ignorante de dictar una regulación que, al fin y al cabo, acabe condenando a nuestras juntas vecinales. No se puede permitir eso, la labor de la UPL va a ser, primero, intentar derogar esa ley; sino se deroga, en segundo lugar, intentar buscar financiación suficiente para que esas juntas vecinales puedan tener secretarios o funcionarios habilitados que no tengan que pagar ellas, porque muchas no tienen dinero para hacerlo, y tercero, para que se sigan manteniendo la identidad esas administraciones locales que nos parecen fundamentales para la identidad de León sobre todo.

miércoles, 25 abril 2018 por