La Junta desoye a UPL y mantendrá su respaldo al proyecto de desviar agua desde Salamanca hacia el sur de Valladolid

La formación leonesista registró recientemente varias preguntas en Cortes solicitando desechar el proyecto “Life Duero”, que coordinado por la CHD y con el apoyo de la Junta, plantea desviar agua desde el Tormes salmantino hacia el sur de Valladolid y norte de Ávila

El trasvase podría afectar al regadío y a las zonas de ocio del Tormes/Manuel Lamas

Tras las preguntas registradas en Cortes hace dos meses por Unión del Pueblo Leonés (UPL), en las que interpelaba a la Junta sobre el proyecto que pretende desviar agua desde la provincia de Salamanca a las de Ávila y Valadolid, el ejecutivo de Castilla y León ha girado ya respuesta oficial al partido leonesista, para hacerle saber que la Junta mantendrá su apoyo a dicho proyecto.

En este sentido, UPL instaba a la Junta a abandonar dicho proyecto, denominado ‘Life Duero’, que coordina la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), y cuenta con la participación de Junta de Castilla y León y Diputación de Ávila, estando dotado con 21 millones de euros, y cuyo fin es desviar agua desde el río Tormes, en su sector salmantino, hacia el norte de Ávila y el sur de la provincia de Valladolid.

Basándose precisamente en la coordinación de la CHD, la Junta ha decidido echar balones fuera sobre sus responsabilidades en el mismo, señalando a la Confederación Hidrográfica del Duero como “organismo responsable” sobre “las derivaciones de agua descritas en el citado proyecto Life”, sobre el cual, sin embargo, ha reconocido en su respuesta que “la Junta de Castilla y León participa como socio beneficiario”, sin que el ejecutivo autonómico se haya planteado abandonar el mismo, tal y como le sugería Unión del Pueblo Leonés.

Sobre el proyecto en sí, desde UPL se denuncia que uno de sus principales fines es el desvío de agua desde Salamanca hacia tierras castellanas “con el objetivo de recargar el acuífero de Medina del Campo, actualmente sobreexplotado, y recuperar diversos humedales de Valladolid y Ávila”. En este sentido, los leonesistas recuerdan que el presidente de la CHD justifica este desvío por considerar que el norte de Ávila y sur de Valladolid son zonas que padecen “problemas de sobrexplotación y contaminación por la presión de la agricultura intensiva”.

Considerando dichas razones “claramente insuficientes”, desde UPL se solicitaba a la Junta abandonar dicho proyecto e instar a la Confederación Hidrográfica del Duero a “que rediseñe su política respecto al desvío de agua hacia Valladolid, ya que, si en la provincia vallisoletana hay problemas de sobrexplotación, este hecho debería acometerse mediante una política de mejora en el manejo de los recursos hídricos propios que posea la provincia de Valladolid, sin tener que desviar recursos desde provincias como Salamanca o León”.

Asimismo, ante un proyecto que el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta ha calificado como una acción “pionera” por su “componente medio ambiental”, desde UPL alertan de que “rebajaría el caudal del Tormes en la provincia de Salamanca”.

Por este motivo, los leonesistas solicitaban en sus preguntas a Junta y CHD “que aporten datos y documentación sobre cómo puede afectar el planteado desvío de agua al caudal del río Tormes en época estival en su sector salmantino, así como en qué estudios se ha basado la decisión de que se haga un trasvase”.

Y es que, a este respecto, UPL apunta directamente a “las consecuencias que puede tener el desvío de agua para las campañas de riego en el campo salmantino en las diversas épocas del año y, especialmente, en la época estival”, mostrando su preocupación también sobre cómo puede afectar al caudal “en aquellas zonas que se emplean habitualmente como zonas de baño”.

Sin embargo, en su respuesta la Junta ha esquivado las principales cuestiones planteadas por UPL y, en este sentido, no ha querido aportar ni datos ni documentación sobre las consecuencias que dicho desvío de agua tendría sobre el campo salmantino, rehuyendo también de aportar ningún tipo de estudio sobre el que se basaría el mismo, hecho que los leonesistas consideran como “indignante”, y advierten que “si desde la Junta piensan que vamos a renunciar a defender los intereses de Salamanca están muy equivocados”.

 

jueves, 7 marzo 2019 por