Para UPL las declaraciones de la Consejera de Hacienda no son más que migajas con tinte electoralista

Las escandalosos datos que cifran una pérdida de población de 900 habitantes entre 2013 y 2017 y los 1.837 parados registrados en nuestra ciudad a finales del 2017 constatan que tanto los gobiernos municipales del PP como PSOE e IU en Benavente, no han sido capaces de articular políticas económicas solventes que hagan atractiva nuestra ciudad tanto a productores locales que han tenido que cerrar o buscar nuevos horizontes,  como a nuevos inversores que han optado por otros enclaves más favorables a sus expectativas económicas.

Que la Consejera de Economía y Hacienda, manifieste “el interés de la Junta de Castilla y León en evaluar la posibilidad de asignar a Benavente y su zona de influencia un Plan Territorial de Fomento“ que se desarrollaría a lo largo del 2018, porque concurren en la zona “algunas de las circunstancias que motivan la posibilidad y oportunidad de diseñar este plan “, en concreto cita la Consejera, la ubicación estratégica de Benavente y la pérdida desde el 2011 de su escaso tejido industrial, es un avance importante en cuanto a su conocimiento respecto a los problemas de la ciudad, pero necesitamos algunos “detallitos” más, por parte de su departamento que nos den alguna esperanza que Benavente está en la agenda del desarrollo autonómico.

Es insultante para los benaventanos que la Consejera nos vuelva a repetir la importancia de la situación estratégica de Benavente, años antes también lo hizo el Presidente Herrera y no pasó nada, amén del desconocimiento que tiene respecto del inicio del declive industrial benaventano.

Esto significa que nuestros gobernantes, concretamente el PP Benaventano no ha sido capaz, después de muchos años en el gobierno de la ciudad, de informar a sus compañeros en la Junta que la posición estratégica de Benavente viene de 1167 y que el paulatino deterioro del tejido industrial no parte del 2011, como dice la Consejera, sino que se inicia con la desaparición del tren (1985), y continua con los cierres de la azucarera (2003) y de la empresa Torio (2007), entre otros.

El PP local, una vez más, se muestra servil con sus mayores castellanos al aplaudir sin más, las manifestaciones de la Consejera, eso sí reclamando con la boca pequeña “menos hablar y más hacer”.  Si después de “cinco o seis años”, como dice el PP benaventano, la Junta se ha dado cuenta de la posición estratégica de Benavente, es porque su partido no se lo explicó bien o quizá la Consejera esté mintiendo. Lo deberían aclarar, porque es muy importante depurar responsabilidades, ya que el tiempo perdido ha causado graves perjuicios a la ciudad y comarca.

El PSOE  benaventano, como no podía ser de otra manera, reprocha ahora al PP el que no le diesen su apoyo en 2014, para pedir a la Junta la elaboración de “un Plan integral de reactivación económica  para el territorio de Benavente y los Valles”. UPL le apoyó en aquella iniciativa, pero ahora que el PSOE está en el gobierno de la ciudad ¿ha puesto en marcha aquella iniciativa del 2014? y como conocedor del potencial económico de la zona ¿cuántos proyectos ha presentado a la Junta encaminados a reactivar el tejido industrial?

El Equipo de Gobierno municipal debe mostrar una actitud proactiva en la búsqueda de recursos y no esperar, como lo está haciendo, a que la Junta le haga partícipe, si así lo considera, de los supuestos proyectos que tiene para la ciudad y comarca.  

Para UPL, el actual Equipo de Gobierno desde el 2015 ha estado dormido y no han sido capaces de anticiparse a la iniciativa de la Junta con propuestas, volvemos a insistir, de quienes conocen de primera mano las necesidades de Benavente y comarca, lo que nos lleva a pensar que una vez más, seguiremos dependiendo de las migajas que nos ofrezcan.

miércoles, 31 enero 2018 por