Reformar la Ley Electoral

EDUARDO LÓPEZ SENDINO VICESECRETARIO Y CONCEJAL ELECTO DE UNIÓN DEL PUEBLO LEONÉS

tribuna – diario de león

Las elecciones municipales y autonómicas, conjuntamente con las europeas, celebradas el

Eduardo López Sendino

pasado domingo, han demostrado de forma fehaciente que la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General requiere de una modificación en su texto legal que recoja la casuística planteada a lo largo de las elecciones celebradas desde su aprobación, y al mismo tiempo la necesaria modernización en la tramitación electoral.

Lo acontecido en la ciudad de León exige una reflexión que nos debe de llevar a considerar que las garantías para la preservación de la voluntad popular deben de ser superiores a las que actualmente existen, porque los errores involuntarios padecidos en la transcripción de los resultados, serían fácilmente obviables si todos los votos de cada mesa se introdujeran en un sobre que sería firmado y sellado por los miembros de las mesas electorales, así como incluso por los interventores de los partidos presentes que allí se encontrasen, y guardados en las dependencias judiciales hasta que pasase el plazo de impugnación previsto en la propia Ley, de tal manera que en el momento en que surgiera cualquier tipo de reclamación o impugnación, la propia Junta Electoral podría proceder al recuento de los votos con lo que se evitaría cualquier tipo de suspicacia y, sobre todo, cualquier tipo de posibilidad de vuelco de la voluntad de los ciudadanos por una simple cuestión de error en una transcripción.

Por otra parte, las nuevas tecnologías que superan la antigüedad de la Ley Orgánica, nada menos que del año 1985, permitirían evitar el peregrinar y desasosiego de quienes desean emitir su voto por correo dado que actualmente con las actuales garantías que los certificados digitales conceden, perfectamente podría articularse el método para que la votación, en el plazo que se estableciese, se realizase con el DNI digital, o certificado digital, que si está admitido como garantía para la comunicación con cualquier tipo de administración también tendría las mismas garantías a la hora de emitir el voto.

En definitiva los partidos políticos presentes en el nuevo hemiciclo de las Cortes deberían de acometer estas elementales modificaciones que, por una parte, permitiría dar mayor credibilidad a los procesos electorales y garantías de pureza en los resultados, así como permitirían también acercar el derecho al voto a todos aquellos que por cualquier circunstancia no pueden desplazarse, o no desean desplazarse, al colegio electoral para emitir el voto en la jornada electoral.

 
 
martes, 4 junio 2019 por