Respuesta leonesa a Rajoy

CARTAS AL DIRECTOR/DIARIO DE LEÓN

Sr. presidente: Permítame que responda a su carta abierta como leonés de Salamanca, orgulloso de compartir con los de Zamora y León una regionalidad y un pasado histórico que nos hermana esencialmente con las regiones gallega, asturiana y extremeña y, por extensión, con el resto de España. Admito con usted que los hombres y mujeres del País Leonés somos «españoles leales y recios, orgullosos de sus orígenes, de su país y de su historia». Por ello recordamos de modo especialmente entrañable a nuestro rey Alfonso, a quien tanto debe el reino leonés y toda España desde los comienzos de su reinado: las primeras cortes democráticas del mundo de 1188, la Universidad de Salamanca de 1218 o la reconquista e incorporación al reino de Cáceres y Badajoz, culminada en 1230.

Le ruego que no reduzca lo leonés a la ciudad de León. Por favor, no utilice la polisemia del término León para convertir en minúsculo lo mayúsculo, pues, como usted dice, «la larga lista de aportaciones de León a la Historia, el patrimonio y la cultura de España» no puede circunscribirse sólo a las contribuciones del Ayuntamiento de León, de la ciudad o de la provincia, o de los ciudadanos de estos ámbitos. Tales aportaciones al conjunto de la humanidad lo son de todos los leoneses, de la provincia, la región leonesa (Salamanca, Zamora y León) y, por extensión, de la corona leonesa (Galicia, Asturias, la región leonesa y Extremadura) y también de sus instituciones (como la Universidad de Salamanca). Los leoneses somos generosos, leales y hospitalarios, no somos avaros de lo nuestro y deseamos compartirlo con los demás españoles y con el resto del mundo. No en vano desde la Universidad de Salamanca, de la mano de Francisco de Vitoria y su derecho de gentes se pusieron las bases del Derecho Internacional. También estamos orgullosos de ello en este año en que celebramos el VIII Centenario de la Universidad leonesa de Salamanca; pues, como afirmó Miguel de Unamuno, salmantino de adopción y Rector de la misma: «esta Universidad nunca fue castellana, sino universal y española.»

Felipe II rindió homenaje al Viejo Reino de León creando en el siglo XVI, en América, el Nuevo Reino de León. En España, la región leonesa quedará integrada por las provincias de León, Salamanca y Zamora en 1833, composición que será ratificada por el Congreso en 1933, defendida por Claudio Sánchez Albornoz. No podemos olvidar que los límites de nuestra región se plasmarán incluso en acuerdos internacionales, como el celebrado con Suiza en 1974 y ratificado en 1975.

Como bien sabe, durante la transición se sacrificó a la región leonesa privándola de la autonomía que el rey y la Constitución prometían, en aras de la unidad española. Usted sabe lo mucho que la región leonesa ha hecho por y para España. Podemos hablar de ese pasado, si quiere, pero lo prioritario es pensar, diseñar, facilitar y promover el mejor futuro posible para todo el Oeste de España. Queremos contar con usted, con su hombría de bien, con su raíz leonesa, para trabajar por todos los leoneses, por toda la región leonesa, abriendo caminos y poniendo las bases que permitan al pueblo leonés alcanzar un futuro en plenitud y en igualdad real con el resto de los pueblos de España.

miguel ángel diego núñez. Autor de ‘Regionalismo y regionalistas leoneses del siglo XX (una antología)’

miércoles, 24 enero 2018 por