¿Suprimir algunas diputaciones?

TRIBUNA- DIARIO DE LEÓN

DAVID DÍEZ LLAMAS SOCIÓLOGO


EL SOCIOLOGO LEONES DAVID DIEZ LLAMAS

Lo primero que convendría aclarar es que la propuesta de alguna formación política (como Ciudadanos) de suprimir las diputaciones, se refiere a «algunas» no a todas. Así se mantendrían las Diputaciones Forales de Bizkaia, Álava… pero se suprimirían las de régimen común como es el caso de las diputaciones de León, Zamora o Salamanca. Tal vez tendrían que explicar el motivo que les lleva a hacer esa distinción.

Para dar «cobertura» a su posición política tratan de asociar las diputaciones a todos los males de enchufismos, corrupción… ¿De verdad alguien puede creer que esto es algo privativo de las instituciones provinciales? ¿ Es serio pensar que en las diputaciones esas cuestiones se dan en mayor medida que en otras? ¿Hay algún estudio que pueda certificar ese valor diferencial? En principio diría que hay varias instituciones autonómicas cuyos cargos públicos están pendientes de decisiones de los tribunales para juzgar sus conductas.

Si nos fijamos en la provincia de León podemos ver que tan sólo observando sus edificios se puede ver cuál es la institución con arraigo en la historia leonesa (la Diputación en el Palacio de los Guzmanes) y donde se puede ver la ostentación del ‘nuevo rico’ (edificio de la Junta en Eras de Renueva).

 

Suprimir las diputaciones para concentrar mayor poder en la Junta de Castilla y León, me parece toda una aberración. Es dar mayores atribuciones a una institución que ha operado desde su constitución en directa oposición a los intereses de los leoneses. La evolución de la Región Leonesa desde que se nos ha incluido de forma antidemocrática en el marco autonómico de Castilla y León ha sido nefasta. Los cambios operados en los indicadores demográficos o económicos son muy claros. Por poner un ejemplo muy reciente de datos publicados por el INE en abril del 2018 tenemos que el porcentaje de personas que trabajan (tasa de actividad) en las tres provincias de la Región Leonesa es del 51,1% mientras en la Región Castellana es del 56,4%. Considerando todas las provincias de la Comunidad Autónoma las tres provincias con menor tasa de actividad son Salamanca (53,2%), León (50,1%) y Zamora (50,1%).

¿Es casualidad que las tres provincias leonesas sean las de menor porcentaje de personas trabajando? ¿En serio piensan que se va a revertir esa situación quitando poder a las provincias? Sinceramente pienso que por el contrario, concentrar más poder en la Junta de Castilla y León en detrimento de las provincias tan sólo llevará a agravar aún más esos problemas.

Por otro lado la supresión de la Diputación de León sería tener menos instrumentos políticos para defender y promover lo que es nuestra identidad como leoneses. ¿No les parece suficiente que se confunda la catedral de León con la de Burgos, que el edificio de Botines se ubique en Barcelona o que el Parador de San Marcos se diga que está en Lleida…?. Claro que a ustedes nunca les he oído levantar la voz contra estos atentados a nuestra identidad, aunque ello debería de ser independiente de la posición política que defienda cada uno en otras cuestiones.

El himno de León empieza diciendo «sin León no hubiera España…». Al proyecto de Martín Villa de suprimir la identidad regional leonesa parece que sigue ahora el de intentar suprimir también las identidades provinciales. Los resultados los padecemos hoy con todo lo que está sucediendo en Cataluña. La autonomía de Castilla y León no sólo no ha reforzado a España sino que la ha debilitado. No entiendo que ese sea el camino a seguir.

En el escudo de España aparecen tan sólo cuatro grandes referencias Castilla, Navarra, Aragón y León. Diría que en ellas se puede encontrar la historia de España. No se puede entender que a una de esas cuatro referencias no se la reconozca como autonomía y ahora se le quiera quitar incluso el rango como provincia.

Hay que recuperar una historia de España basada en los valores democráticos, la España que es Cuna del Parlamentarismo. Ustedes parecen anclados en esa historia de España de los Cantares de Gesta que eran encargos de personas poderosas para que elogiasen sus gestas. Claro luego pasa que alguien que libera a Zamora de un asedio se le conozca durante siglos como «el traidor Bellido Dolfos» e incluso en la propia ciudad durante muchos años estaba «la puerta de la traición» (afortunadamente ahora han cambiado su denominación)

Suprimir algunas diputaciones sería un acto de discriminación y también una afrenta hacia lo leonés. ¿Qué institución podría fomentar la cultura leonesa? ¿Cómo evitar que todo quede englobado en una identidad falsa y no compartida de «lo castellano-leonés»?

Podemos compartir iniciativas de cambios en los procesos electorales, de forma que las elecciones a la Diputación se hagan de forma directa. Esperemos que por los políticos leoneses ejerzan como representantes de la ciudadanía y no imponiendo sus criterios (como sucedió con la autonomía de Castilla y León)

 
miércoles, 30 mayo 2018 por