UPL en Sahagún exige un trato igualitario en la aplicación de la ley con los camping y denuncia el silencio del equipo de gobierno del PP

El pasado 26 de diciembre el Ayuntamiento de Sahagún recibió una nueva propuesta de resolución sobre el cierre temporal del cámping y el pago de sanción por 65.001€, además de la prohibición a la alcaldía de hacer declaraciones responsables durante 18 meses.

Esta situación, que la portavoz de UPL en Sahagún, Rosa Quintanilla, denuncia en un escrito, es fruto de una aplicación poco razonable y desigual con el resto de campings de la comunidad de la Ley por parte de la Junta de Castilla y León y que cuenta con el silencio cómplice del equipo de gobierno del Partido Popular en Sahagún.

Reconocen los leonesistas la situación que se ha vivido en las últimas semanas con los temporales y las inundaciones, que han anegado las instalaciones, si bien se trata de un asunto que, pese a los esfuerzos realizados por el propio ayuntamiento, reconocen, podría haberse evitado, pero en pleno siglo XXI y con los adelantos técnicos que existen, estamos absolutamente desprotegidos pues los cauces de los ríos se encuentran absolutamente abandonados. La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo encargado de su gestión, ni actúa, ni deja actuar, generando situaciones de auténtico caos cuando vienen mal dadas, como hemos podido comprobar en las últimas semanas.

Hemos sido testigo de inundaciones y desbordamientos generalizados tras la llegada de dos borrascas que hicieron que el río Cea aumentase su caudal en el entorno del Puente del Canto pasando de 10 metros cúbicos por segundo a 334. Con esta cantidad de agua, la escollera que protegía el cámping y el polideportivo fue rebasada por 40cm, algo que se hubiera podido evitar si se hubiese recrecido la misma en un metro más, como estaba previsto en un proyecto al que se opuso la  CHD.

Por todo ello desde UPL denunciamos que la administración autonómica parece estar imponiendo un rodillo y un trato desigual con el resto de cámpings, algo que nos parece una burla hacia Sahagún y el silencio cómplice del Partido Popular que no defiende los intereses de Sahagún.

—————————–

A continuación os dejamos el escrito

18 de Diciembre 123,5 m/segundo

20 de Diciembre a las 17 horas > 334 m/s

28 de Diciembre a las 13 horas 19,41 m/s

Desembalse el 19 de Diciembre de 2019 (con más del 90% de llenado de la presa) > 8o m/s (reconocidos). Hoy, con el 89,7% se desaguan 106 m/s

Como regalo de Navidad (o de Reyes),el pasado 26 de Diciembre, llega a nuestro Ayuntamiento nueva Propuesta de Resolución sobre cierre “temporal” del Camping, pago de sanción de 65.001 € y prohibición a la Alcaldía de hacer Declaraciones Responsables durante 18 meses. La Junta autonómica “erre que erre” y aquí nadie se mueve no vaya a ser que se ofendan los de arriba.

Sabemos que nuestro Camping está en zona inundable, ya lo estaba en el momento de su construcción (como las decenas de miles de hectàreas de valles y tierras llanas de nuestra provincia); o como, al menos, otros diecisiete campings de nuestra autonomía que podemos identificar con nombres y apellidos.

Nos cuesta trabajo entender porque esta obsesión con Sahagún; por qué siendo todos los gobiernos implicados en el tema del Partido Popular, se ha llegado hasta aquí. Quizá quieran hacer un escarmiento para que otros tomen nota; en cualquier caso no vemos objetividad.

Entenderíamos que la Junta, preocupada por los intereses públicos, reconsiderase la situación en que se encuentran los campings de nuestra autonomía; todos sabemos, (como se puede demostrar), que la inmensa mayoría de ellos se encuentran en zonas inundables; el de Sahagún no es una excepción, está dentro de la regla. Lo que sí es excepcional es el trato discriminatorio que se le otorga. ¿Cuáles son las razones? Pretenden que traguemos la vieja excusa de que “está en terreno inundable”, de que hay riesgo de daños para personas y/o bienes, de que la Ley Europea …” Todo eso debería también aplicarse al resto y no se hace. Las leyes pueden ser justas o injustas, acertadas o erróneas, pero nadie puede defender que su aplicación sea discrecional y discriminatoria como ocurre en el caso que nos ocupa ¿o es que aquí se aplica el “castiga a León” en la cabeza de Sahagún? Porque nos sorprende que en las provincias castellanas limítrofes, en supuestos tanto o más graves que el nuestro, sin embargo sigan contando con todas las bendiciones. TENEMOS DERECHO A EXIGIR QUE LA LEY SEA IGUAL PARA TODOS y que no dependa de la mala leche de un Jefe de Servicio o de un Delegado Territorial que nos ha tocado sufrir. Y es que en este país de las “17 Españas” que hemos conformado, la gran mayoría de las Comunidades Autónomas contemplan la apertura estacional, cosa que en Castilla y León, pese a que la ley no lo prohíbe textualmente, no se permite pese a que el carácter de servicio en sí mismo es estacional.

Sabemos que nuestro Camping tiene problemas (insistimos, no más que otros de nuestra autonomía); y de los esfuerzos que ha hecho nuestro ayuntamiento para resolverlos durante más de 30 años. La lucha del ser humano para protegerse de los desastres naturales no es nueva; antiguamente eran los concejos vecinales quienes protegían sus bienes y haciendas de las potenciales inundaciones sin apenas ayudas apreciables de otras administraciones, que tampoco entorpecían su labor.

Hoy, en pleno siglo XXI y con todo tipo de adelantos técnicos estamos absolutamente desprotegidos; los cauces de nuestros ríos, inclusive en zonas sensibles, están absolutamente abandonados y hasta nos atreveríamos a decir que con intención, para poner en evidencia la vulnerabilidad de algunas de nuestras instalaciones. La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo encargado de su gestión, ni actúa ni deja actuar, generando situaciones de auténtico caos cuando vienen mal dadas. El tramo del rio Cea, de unos cientos de metros al norte del Puente Canto, es un ejemplo. La existencia de una “isleta” que ha ido creciendo años tras año “protegida” por la C.H.D es una barrera formidable que fuerza las inundaciones de las cercanas instalaciones del Polideportivo y Camping. Curiosamente, se “protege” la isleta con una escollera frontal para que el rio no la merme o haga desaparecer y de otra, se impide el reforzamiento de la escollera de la margen derecha aguas arriba que protegería las citadas instalaciones.

En los últimos días hemos sido testigos del desbordamiento generalizado de ríos e inundaciones masivas que han afectado a pueblos, carreteras, cultivos y un largo etc. Y el rio Cea ha sido uno de los principales protagonistas con unas inundaciones históricas. La llegada de una fuerte borrasca (Daniel), seguida sin solución de continuidad de otra (Elsa), hicieron que el rio aumentase su caudal en el entorno del Puente de Canto, pasando de menos de 10 m³/s a 123,5 el día 18 de Diciembre y nada menos que a 334 m³/s el día 20 a las 5 de la tarde (actualmente ronda los 15 m³/s con tendencia a la baja). No se conocen datos históricos que igualen este acontecimiento ni de lejos.

Con este aluvión, la escollera que protegía al Camping y al Polideportivo fue rebasada por superficie en unos 40 cms… ¿qué hubiera ocurrido si se hubiese recrecido la misma un metro más hasta el nivel de la pasarela peatonal de madera existente, como estaba en el proyecto de ejecución de la obra que paralizó la propia Confederación, en la cual dicho sea de paso no puso ni un céntimo? Con seguridad, la inundación del camping y Polideportivo se habría evitado, pero se opusieron a ello.

El tiempo de lamentaciones se ha agotado y toca pasar a la acción, porque la humillación y la actitud silenciosa para no molestar, no nos lleva a ningún puerto deseado. Se ha demostrado que ocurre todo lo contrario; hay que denunciar a una administración, la autonómica que no nos trata con equidad ni igualdad; una administración que pone demasiadas trabajas y pocas soluciones; que apenas ha dado un euro para proyectos en nuestro municipio en los últimos 25 años (excepto los algo más de 400.000 que invirtió para evitar el derrumbe de la Iglesia románica de San Lorenzo); inclusive en una actuación inexplicable, retira casi 2,5 millones de euros en 2007 de la construcción del Centro de Salud adjudicado e iniciado porque al parecer, el terreno, aceptado después de un estudio geotécnico, cuando ya se estaba construyendo, resultó no ser apto… y para colmo, nos sigue engañando yendo en contra de sus propios actos, al no iniciar la construcción del tan prometido centro de Salud, a pesar de haber sido dotado con fondos año tras año aprobando enmiendas de la UPL inclusive con los votos del PP…

Es una auténtica burla hacia todos nosotros, votantes la mayoría del PP.

No podemos aceptar en silencio que a nuestro municipio se le aplique la ley con rigor, rebuscando normas y artículos y se conceda bula a situaciones similares o más graves en otras provincias castellanas limítrofes. Porque eso es lo que está ocurriendo y no otra cosa. Y tenemos que desenmascarar al equipo de gobierno local del PP que mantiene una actitud silenciosa y de manifiesta pasividad frente al problema. ¿Para no molestar a los que mandan? ¿para conservar el puesto o llegar más arriba? Lo ignoramos. Pero lo que sí está claro es que no están defendiendo los intereses del pueblo, para lo cual fueron elegidos como todos los demás.

Ha llegado el momento de defender a sus vecinos o ser serviles con el PP que es quien, en este caso , nos está machacando arbitrariamente como hemos demostrado. Y también esta situación es responsabilidad de los votantes de ese partido que año tras año, en nuestro municipio, les han dado sucesivas mayorías para que nos hagan esto. Sobre todo si no protestan ni se movilizan. El “hara-kiri” nos lo estamos haciendo nosotros mismos.

Por nuestra parte, este es el comienzo de una lucha por algo justo; en su día informamos de lo que acontecía con nuestro camping y de la emisión de la propuesta de sanción de 65.001 euros por parte de la Junta de Castilla y León pese a que otros lo taparan o lo disfrazaran de demagogias. Pues el tiempo parece ir dándonos la razón y cansados de pasividad y de máscaras, buscaremos apoyos, aliados, al margen o a pesar de las ideologías de cada uno. Veremos entre todos que de verdad queremos defender los justos intereses de nuestro municipio, hasta donde podemos llegar; por intentarlo no debe quedar; todo ello, llegado el caso, sin olvidar la exigencia de responsabilidad a la administración por los perjuicios económicos causados, por ir contra sus propios actos y por actuar con arbitrariedad y con discriminación hacia nuestro municipio.

Sahagún y sus vecinos no se merecen menos. Nosotros, al menos no vamos a traicionarlos.

Compartir:
jueves, 2 enero 2020 por