UPL exige al PSOE que presione al gobierno para la supresión de los peajes de las autopistas leonesas

En los cercanos tiempos en que el Partido Popular gobernaba en todo el Estado, desde Unión del Pueblo Leonés se exigió en multitud de ocasiones la supresión de los peajes tanto de la autopista León-Asturias AP-66, así como la supresión de los peajes en la autopista León-Astorga AP-71, por entender que ambos peajes suponían un freno, no solo al uso de ambas autopistas con lo que ello conlleva de saturación del tráfico en las respectivas nacionales paralelas, sino también en lo que suponía de impedimento y traba para la dinamización de las comunicaciones con el resto de la provincia y con Asturias.

En lo que respecta a la autopista León-Astorga, AP-71, por parte de la Junta de c. y León se llegó a una solución que considerábamos transitoria y que no solucionaba definitivamente el problema del peaje, a raíz de la Proposición no de Ley auspiciada por UPL en las Cortes y presentada en diciembre de 2016, en la que pedía a los grupos parlamentarios el apoyo para iniciar los trámites para la supresión definitiva del peaje de la autopista de Astorga, consiguiendo que el Consejero de Fomento retomase la propuesta y acordase con el Ministerio de Fomento acceder al incentivo del peaje para vehículos pesados, lo que tampoco se ha llevado a cabo.

Al final de todo este peregrinar de ambas autopistas, el Partido Popular en modo alguno accedió a la supresión de los peajes, y ahora nos encontramos con que el PSOE, que en su momento mostraba su beligerancia para la supresión de estos peajes, cuando ha llegado al gobierno, resulta que nos sorprende con que ambas autopistas no entran dentro de sus planes de rescate de los peajes, por lo que, en definitiva, tanto el Partido Popular como el Socialista, los encontramos a ambos partidos, y con el apoyo del partido Ciudadanos en la misma tesitura de ninguneo a los leoneses, que parecemos ciudadanos de segunda clase, en comparación con otras ciudades y otras regiones, como va a pasar en Castilla con la supresión del pago en la AP-1 y, sin embargo, en la provincia leonesa tendremos que seguir soportando dos peajes inútiles e innecesarios.

Desde UPL exigimos al partido socialista, tanto de la provincia de León, como en la Junta, que presionen al gobierno de su mismo partido para que reconsideren su postura e incluyan a ambas autopistas en el rescate de las mismas para que, por fin, los cuellos de botella de ambas carreteras nacionales no sigan siendo una rémora, y lo que es peor, un lugar donde los leoneses lamentablemente encuentran en ocasiones la muerte.

martes, 19 junio 2018 por