UPL lamenta que la legislatura esté terminando con el Ayuntamiento de San Andrés sin ningún avance.

Desde el grupo de concejales de UPL en San Andrés del Rabanedo, queremos mostrar nuestro enfado y decepción porque el presente mandato se va agotando y los temas decisivos para el Ayuntamiento siguen sin resolverse, y todo a pesar de que fueron objetivos marcados por el equipo de Gobierno socialista allá por 2015.

Dentro de la estructura interna del Ayuntamiento, desde UPL damos por hecho que la RPT no va a salir antes de las elecciones de mayo, lo cual es una lástima pues su culminación permitiría una organización que se traduciría en una mejor gestión de los recursos económicos y humanos del Consistorio, algo de lo que el primer beneficiado es el vecino. Hay que recordar que, según UPL, los gastos en los juicios por la retirada injusta y arbitraria del complemento de productividad a los funcionarios, lejos de ahorrar medió millón de euros, ha multiplicado por cuatro el gasto, ¿cuántas calles podrían haberse asfaltado con ese dinero? ¿Cuántos policías o personal del servicio de limpieza podrían contratarse?

Nuestros concejales Julio González Rivo y Rosa Fernández Velilla

Esa es otra, tenemos un déficit importante en esos dos grupos. Por un lado, según las ratios legales, San Andrés tiene doce efectivos policiales menos que los marcados por la normativa vigente, lo cual tiene repercusión directa sobre los vecinos; además los medios materiales del cuerpo que no terminan de ponerse a la altura de los tiempos pese a las múltiples promesas. En cuanto a la limpieza, la nefasta gestión del Partido Popular en la municipalización tiene una clara consecuencia: un municipio sucio. UPL apoyó aquella medida, es cierto, pero lo que no apoyamos fue prescindir de la mitad del servicio y no preocuparse por los medios materiales del mismo, decisiones incompetentes que llevan la marca de los populares en cada calle que no tiene el aspecto que deberían tener en función de los impuestos que pagamos.

Desde nuestro grupo entendemos que sucesos como la Operación Enredadera no son excusa para no haber encarado los problemas que hemos mencionado. Por ello, exigimos un cambio de política que deje el populismo y el electoralismo, particularmente de PP y PSOE, y comencemos a mirar todos juntos por los problemas de aquí, olvidándonos de lo que sucede fuera de nuestro municipio, más que nada porque no tenemos capacidad de arreglarlo. Nuestra responsabilidad es con los vecinos de San Andrés, y a ellos debemos la obligación de realizar una buena praxis política, algo que, a la vista está, actualmente solo se está ejecutando desde el leonesismo.

martes, 12 marzo 2019 por