UPL pide la intervención de la Junta para conservar los petroglifos

Santos presenta una pregunta urgente ante la falta de protección

Petroglifo en Pendilla de Arbás. Foto de la Asoc. Cultural Raigañu

Tras las noticias aparecidas en las últimas semanas que alertaban de la destrucción, a causa de la ampliación de una pista de usos mineros y ganaderos y de la construcción de una nave ganadera en las inmediaciones  de Pendilla, de trece de las 17 rocas descubiertas en la década de los setenta en el valle de Arbas, un hallazgo milenario de gran valor histórico para la provincia leonesa, el procurador de UPL en las Cortes autonómicas, Luis Mariano Santos Reyero, ha presentado varias preguntas a la Junta para poner en valor esos vestigios y promover su protección. Ha preguntado sobre el grado de conocimiento de la Junta sobre éste conjunto de petroglifos, si ha realizado alguna actuación de conservación en los mismos en los últimos años, si va a promover alguna actuación para proteger los 4 petroglifos subsistentes y si va a realizar algún estudio arqueológico para intentar la localización de más hallazgos.

En la actualidad quedan 4 rocas con grabados representados por una figura semicircular o con forma de herradura.

Como suele ser habitual en ésta Comunidad Autónoma cuando no protegemos el patrimonio acaba destruyéndose, bien sea por el paso del tiempo o por la mano del hombre. En éste caso, en el que han confluido ambas condiciones y ya de nada sirve que nos lamentemos, es imprescindible plantear una solución urgente que pase por la protección, en primer lugar, y por la conservación en segundo término.

Por eso, desde UPL hemos considerado necesario llevar esta iniciativa a la Junta para que la Consejería de Cultura tome las medidas adecuadas que eviten la destrucción de más petroglifos.

Teniendo en cuenta la importancia del patrimonio histórico y cultural de nuestra provincia no podemos permitir que, por la falta de sensibilidad del gobierno autonómico, se pierda y se destruya. Es que ya no estamos hablando de invertir para conservar, sino de evitar la destrucción de grabados milenarios.

miércoles, 10 octubre 2018 por