UPL pide “seriedad” al Gobierno en las obras de la A-66 en Guijuelo

El partido leonesista considera “insultante” la paralización desde hace más de dos meses de las obras de mejora de la A-66 en el entorno de Guijuelo, y pide al Gobierno “seriedad” en este asunto “para que se ejecuten las mejoras y no se eternice el doble sentido provisional”.

A-66 a su paso por Guijuelo

Este jueves, desde el partido político Unión del Pueblo Leonés (UPL) se ha trasladado públicamente, mediante nota de prensa, el “hartazgo” y “malestar” existente en la formación leonesista respecto al nulo avance de las obras de arreglo estructural de la A-66 en las inmediaciones de Guijuelo.

En este sentido, cabe señalar que, desde hace varios meses, la autovía A-66 se encuentra teóricamente en obras en el entorno de Guijuelo, motivo por el cual hay un sector de 7 kilómetros (entre los puntos kilométricos 389 y 396) en el que los automóviles deben circular en doble sentido por uno de los carriles de la autovía, al encontrarse cerrado el vial occidental de la A-66 en dicho tramo.

Sobre esta cuestión, desde UPL se ha querido trasladar el malestar de la formación regionalista por el hecho de que “desde hace varias semanas las obras aparecen paradas, sin avances aparentes, lo que conlleva la prolongación temporal para los conductores de la incómoda situación de doble sentido de circulación en la calzada oriental de la autovía”.

Ante estos nulos avances en las obras de arreglo de la A-66 en el entorno de Guijuelo, desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) se muestran “preocupados de que dicha situación se eternice, con la incomodidad y el peligro que ello conlleva para los usuarios de la autovía”, hecho que consideran “insultante”.

Por este motivo, los leonesistas consideran que “el Gobierno debe tomar cartas en el asunto y retomar de inmediato las obras a un ritmo que conlleve su finalización con todas las garantías en el plazo más breve posible”.

Y es que, los leonesistas se preguntan “si el Gobierno es consciente del peligro y la incomodidad que supone, para los conductores, el hecho de que se prolongue innecesariamente en el tiempo una situación de doble sentido en un tramo de autovía por el nulo avance de unas obras”, ya que según indican “no se ve voluntad desde el Gobierno de querer cumplir con los plazos lógicos para estas obras”.

jueves, 10 octubre 2019 por