UPL reitera que la Junta y Alsa siguen menospreciando a los usuarios del CRE.

Desde el grupo municipal de UPL en San Andrés del Rabanedo tenemos que reiterar una vez más el menosprecio y discriminación que vecinos, trabajadores, familiares y especialmente usuarios del CRE sufren al quedarse sin derecho a una línea de  transporte público.

Llevamos más de tres años reivindicando, tanto en San Andrés como en el Parlamento autonómico, la necesidad de implantar una línea de autobús que rompa el aislamiento del Centro de Referencia Estatal para la Atención a Personas con Grave Discapacidad y para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia. Sin embargo, desde que hemos empezado esta reivindicación no hemos recibido más que excusas ridículas: primero que el autobús no tiene sitio para maniobrar (uno más pequeño sí entra), luego que debíamos esperar a ver cómo iba a quedar la rotonda Sancha (las obras están terminadas y fuera de las rutas posibles), luego que no hay autobuses con plazas suficientes (problema de la concesionaria fácilmente solucionable)… ¿Cómo podemos presumir de tener un centro que tanto bien está haciendo a sus usuarios si a la vez la Junta permite que se les robe sus derechos? Este cúmulo de excusas y mentiras nos parecen intolerables y creemos que partidos políticos, agentes sociales y vecinos en general no podemos seguir mirando para otro lado mientras se ríen de nosotros y nos tratan como gente de segunda… ¿Si este centro estuviera en otra provincia, como Valladolid, pasaría lo mismo? Creemos que no. ¿Acaso los usuarios, trabajadores etc. no pagan impuestos? ¿Entonces por qué se les quita el derecho a contar con una línea de  transporte público que dé servicio a ese centro? ¿Cómo es posible que una empresa de ámbito internacional no tenga autobuses con más de dos o tres plazas para personas de movilidad reducida?

Desde UPL estamos hartos de que pasen los años y sigan sin solucionarse las carencias de esta tierra. No podemos tolerar que se rían de nosotros. Es más, ¿acaso esta gente tiene que jugarse la vida por zonas tan peligrosas como el puente de la calle Azorín solo porque a los políticos que nos gobiernan no les da la gana de hacer su trabajo? Desde UPL exigimos encontrar de una vez por todas una solución al aislamiento de este centro que, recordamos, es de referencia estatal, como su  propio nombre indica. Autobuses adaptados y rutas exclusivas son posibles, solo dependen de una voluntad política que en León suele pasar de largo gracias a que los partidos de ámbito nacional utilizan esta tierra para trepar. Y mientras tanto, los problemas de los ciudadanos sin solucionarse.

martes, 13 febrero 2018 por