UPL Zamora exige limpieza en el interior del castillo

La hierba invade la zona peatonal

En el interior del monumento  se hace notar la falta de mantenimiento, al conseguir las hierbas y otras vegetaciones silvestres ser visibles  disminuyendo el atractivo de la fortaleza, uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad. El verde, que en escaso tiempo será el color seco de las retamas  invade rincones y laterales de los muros,amenazando con su crecimiento que de no remediarse, llegara a invadir  las planchas de madera que sirven de paso para los visitantes.

Aparte  del impacto visual negativo, añade un elemento destructor, al  afianzarse las raíces  en la grava extendida por la superficie, pero también en las juntas de las piedras que sostienen los muros, con el consiguiente efecto disgregador del material y llegado el caso pudiera causar daños estructurales.

El crecimiento incontrolado  de vegetación, evitable con una corta manual o bien la utilización de herbicida ecológicos de los muchos existentes, conlleva la aparición de plagas  de insectos  no deseables, con dificultades para ser controladas en un espacio público concurrido.

Resulta una incongruencia que a los propietarios de solares, se les obligue anualmente por razones de higiene a realizar una corta y retirada de la vegetación crecida en la finca  correspondiente  y en prevención de incendios, y desde el ayuntamiento se obvia realizar las labores de mantenimiento de las propiedades del común.

 

viernes, 22 marzo 2019 por