UPL Zamora reclama soportes permanentes para carteles

Fachadas, tapias, escaparates de comercios sin actividad o cualquier pared en la vía pública, son el blanco de los grafiteros, que ensucian con sus pintadas, atentan contra el decoro general y contribuyen a crear una imagen urbana  de descuido y abandono. Enfrentándose claramente a lo pretendido para una ciudad turística. Consientes de tal circunstancia, desde el equipo de gobierno se pretendió proceder a su erradicación, fijando una capa de pintura sobre ellos. La escasa vigilancia de las calles por falta de efectivos, la facilidad para actuar en minutos, la falta de firma y la ausencia de pruebas de los  responsables, pudo más que la pretensión obteniendo como resultado un fracaso. Borraban de día, pintaban de noche.

 Si bien los grafitis, dañan la imagen de la ciudad y de ello han sido conscientes desde el equipo de gobierno intentando poner remedio; tan  perjudicial como lo señalado resultan los carteles colocados en lugares inoportunos de la vía pública, aun a pesar de informar convenientemente  de eventos y actividades a celebrar en la ciudad, fijados en espacios inoportunos propician una imagen negativa de la ciudad.

 Contraviniendo ordenanzas relativas a la limpieza viaria y al mantenimiento del  decoro deseado, como al racional uso de la vía pública, se procede a la colocación de carteles con el agravio de que los responsables, pasada la convocatoria para la que servían de reclamo, de olvidan de retirarlos de las calles.

 Desde UPL de Zamora, reclamamos que se proceda a la colocación de soportes fijos en distintos puntos de la vía pública, en zonas céntricas como en barrios, para que sirvan de espacios apropiados para  la fijación de carteles informativos. Y una vez dispuestos tales, se proceda  a la eliminación de los existentes en fachadas, que han dejado de cumplir la misión informativa para la que fueron destinados.

Según la ordenanza de convivencia…

 

Artículo 15. Normas de conducta. 1. La colocación de carteles, vallas, rótulos, pancartas, adhesivos, papeles enganchados adheridos, cualquier otra forma de publicidad, anuncio propaganda, habrá de efectuarse únicamente en los lugares condiciones establecidos en la ordenanza municipal de Actividades Publicitarias o, en su defecto, en los lugares habilitados expresamente para tal fin por el Ayuntamiento. Igualmente, hará falta autorización expresa del Ayuntamiento, además de la del titular del bien afectado, cuando el cartel o pancarta se instale en un bien privado si vuela sobre el espacio público. 2. Los titulares de la autorización serán responsables de la retirada de los elementos instalados de reponer los elementos su estado anterior, de acuerdo con las indicaciones que den los servicios municipales. 3. Se prohíbe rasgar, arrancar lanzar al espacio público carteles, octavillas, anuncios, pancartas objetos similares, sin autorización expresa. 4. El contenido de los mensajes incluidos en los elementos autorizados, no podrá contener mensajes que dañen la dignidad de las personas puedan resultar ofensivos contra personas instituciones.

martes, 12 junio 2018 por