UPL Zamora reprocha a la Junta la falta de información sanitaria a los minoristas, durante la pandemia.

Facilita a comercios alimentarios, las indicaciones para actuar contra el Covid, después de llevar prácticamente dos meses abiertos.

Transcurridos, prácticamente dos meses de indeseable convivencia de los zamoranos con el Covid, la junta de Castilla Y León inicia una campaña, entre los minoristas de alimentación, mediante visita presencial de personal de la Consejería de Sanidad, informando de las medidas higiénicas y sanitarias a adoptar en los comercios para prevenir y evitar la propagación de la enfermedad.

Los comerciantes del sector alimentario, han hecho su parte sirviéndose de las recomendaciones recibidas desde los medios de comunicación y de su profesionalidad, adoptado las medidas preventivas, por iniciativa y criterio personal,  para proteger tanto al personal como a los clientes de sus establecimientos. Sin embargo la administración biregional, no ha correspondido haciendo sus deberes, abandonado a su suerte a todos los comercios abiertos durante el estado de alarma. Aun disponiendo de medios para enviar comunicaciones oficiales, correo electrónico, o bien correo postal al seguir en funcionamiento este servicio, los responsables de la Junta de Castilla y León, no han utilizado estos cauces, para hacer llegar a quien ha estado regentando los negocios desempeñando su actividad de abastecer a la población, indicación alguna de cómo actuar correctamente ante este atípico proceso.

Si bien el resultado, ha sido el deseado, al conseguir reducir entre todos el número de infectados por el virus, Debe condenarse, que el sector alimentario, pescaderías, panaderías, fruterías carnicerías y alimentación en general,  haya quedado desamparado y huérfano administrativamente, teniendo, una vez más , que valerse por sí mismo, ante la incapacidad de los gestores de la Junta de Castilla y León, para hacer llegar una simple notificación informativa.

 

 

viernes, 8 mayo 2020 por

Pin It on Pinterest