1520-2020: Cinco siglos del primer viaje de Carlos I a tierras leonesas

1520-2020: Cinco siglos del primer viaje de Carlos I a tierras leonesas

Foto tribunasalamanca.com


CARLOS JAVIER SALGADO FUENTES
– TRIBUNA – DIARIO DE LEÓN

Apesar de que la efeméride ha pasado desapercibida, este año se cumple el 500º aniversario del primer viaje de Carlos I al Reino de León, siendo aquella la primera de las tres estancias que hizo a lo largo de su vida en tierras leonesas este rey, uno de los más poderosos de la Monarquía Hispánica, y que alcanzó el título de Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico.

En este aspecto, la primera parada de Carlos I en el Reino de León tuvo lugar el 10 de marzo de 1520 en Villalpando, localidad donde recibió al día siguiente a los procuradores de Salamanca y Toledo, que le trasladaron el malestar de sus ciudades por una serie de cuestiones que acabarían desembocando en una revuelta, la comunera, en la que se rebelaron localidades leonesas, castellanas, extremeñas, vascas, murcianas y andaluzas.

En todo caso, Carlos I se despidió de Villalpando el 12 de marzo de 1520, emprendiendo su marcha hacia Benavente, donde se hallaba su Consejo Real desde el día anterior. Una vez en tierras benaventanas, el monarca hizo noche en su castillo los días 12 y 13 de marzo, partiendo de esta localidad hacia La Bañeza el día 14, donde cenó y durmió esa noche para encaminarse a Astorga al día siguiente.

De este modo, el 15 de marzo de 1520 Carlos I llegó a Astorga, donde pernoctó ese día antes de dirigirse a Rabanal del Camino, donde hizo noche el 16. Así, continuando con su trayecto hacia el noroeste del reino leonés, el futuro emperador se encaminó el 17 de marzo de 1520 hacia Ponferrada, demorando su estancia en tierras ponferradinas hasta el 19 de marzo, cuando Carlos I partió de la perla del Sil.

Tras dejar atrás Ponferrada, Carlos I llegó a Villafranca del Bierzo el 19 de marzo de 1520, cenando y pernoctando en esta localidad, en la que comió al día siguiente antes de afrontar su última parada en tierras leonesas: Vega de Valcarce. En esta localidad, el monarca se alojó en el castillo de Sarracín, en el que cenó y durmió en la noche del 20 de marzo de 1520, partiendo al día siguiente, después de comer, iniciando la ascensión al puerto del Cebreiro, a través del cual dejó atrás las tierras del Reino de León para adentrarse en las de su hermana Galicia.

Se puso así punto final a la primera de las tres estancias que hizo Carlos I a lo largo de su vida en tierras leonesas, demorándose la siguiente más de una década, hasta 1534, cuando el monarca, ya emperador, visitó el Reino de León entre el 13 y el 28 de junio, entrando en él por Peñaranda de Bracamonte, y pernoctando en Alba de Tormes, Salamanca, el convento de Valparaíso, Zamora y Toro.

Finalmente, más de dos décadas después, en 1556, tuvo lugar la última visita de Carlos I a tierras leonesas, ya camino del monasterio extremeño de Yuste, donde pasaría sus últimos días. Para aquel entonces Carlos ya sólo conservaba el título de Emperador del Sacro Imperio Románico-Germánico, tras haber abdicado en su hijo Felipe II del trono hispano. De este modo, en su último paso por el Reino de León, el emperador Carlos V hizo noche en Peñaranda de Bracamonte, Alaraz y Gallegos de Solmirón entre los días 7 y 9 de noviembre de 1556, falleciendo dos años después.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar