Entre la inutilidad y la cobardía

Entre la inutilidad y la cobardía


ALEJANDRO DÍEZ GONZÁLEZ
(miembro del colectivo Ciudadanos Reino de León) – DIARIO DE LEÓN

Si sigues con cierta periodicidad la prensa leonesa uno puede comprobar una sucesión de noticias muy semejantes a lo largo de los años sobre la actualidad social, política y económica de esta tierra llamada región leonesa (oeste de Castilla y León para los bien servidos). Un catálogo de noticias que, para los que ya gastamos alguna que otra cana, es un «copia y pega» sucesivo de las noticias de 1994, 1998, 2000, 2002, 2007… Noticias que normalmente tratan reducción de servicios de salud o educativos, cierres de empresas, pérdida de población, votaciones en contra de algo bueno para León, presupuestos escasos, proyectos en dique seco…

En este mes hemos tenido casi de manera simultánea tres noticias muy definidoras de lo que ocurre en la región leonesa y más concretamente en la provincia de arriba, la de León.

Por un lado, la Junta decide comenzar a suprimir servicios de pediatría en varios municipios del Bierzo. Una interesante forma de ahorrarse dinero y hacer que las familias tengan que, o desplazarse varios kilómetros para ir a una consulta, o bien directamente meditar seriamente el abandonar el pueblo para irse a la ciudad. Nada nuevo en estas latitudes donde la política de asentar población se hizo a base de pantanos.

“Después de años de pérdida de población y fuerte crisis socioeconómica, ahora ya solo saben proteger a sus dueños”

En otro lado vemos con ya cierta risa como avanza esa Mesa por León a la que la han colocado unas ruedas sin inflar de la planta de Renault de Valladolid y un mantel cinco estrellas de expertos en León (alguno tuvo que poner GPS para llegar a Villablino). Una mesa creada para apaciguar el incremento leonesista en la sociedad leonesa y que nadie pierda la fe de que los mismos que nos metieron en este agujero negro, nos van a sacar. Eso sí, habrá que esperar 10 años para ver resultados.

Y en otro lado, conocimos el voto en contra de los concejales del PP y PSOE del municipio minero de Cistierna sobre la moción pro-autonomía leonesa. Es un caso bien interesante que la comunidad científica conoce como Síndrome de Estocolmo. Esta enfermedad consiste en que uno pasa tanto tiempo sometido a la voluntad de su captor, que al final ya no sabe vivir sin él, produciendo una reacción de justificación de su propio secuestro y el estado de falta de libertad. A los concejales del PP y PSOE les sucede algo semejante. Después del cierre de las minas a principios de los 90 y de la nula reconversión industrial, después de años de pérdida de población y fuerte crisis socioeconómica, ahora ya solo saben proteger a sus dueños. Los mismos que hacen mesas inútiles, los mismos que cierran consultorios cobardemente. ¿Inutilidad o cobardía? Que el pueblo leonés decida con que adjetivo se puede tildar a los responsables de que esta región, rica por naturaleza y fuerte por historia e identidad, este convirtiéndose en un territorio deprimido y sin futuro.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar