Benavente

[caption id="attachment_28739" align="alignnone" width="262"] Plaza Mayor de Benevente[/caption] El inicio de la campaña electoral para el Congreso y el Senado una vez más, constata la hipocresía con la que actúan los partidos políticos nacionales en su búsqueda de votos. En muchos casos prometen cosas que debían haber hecho ya y  en otros casos dicen que van resolver cuestiones difíciles de cumplir. Oímos a Aznar decir en marzo de 1987 en Benavente que volvería en tren a la ciudad, a Zapatero en su “Plan del Oeste”, que “se considera asimismo básica, la unión del Oeste de la Península por un nuevo corredor vertical de ferrocarril convencional "Ruta de la Plata" que una las Redes Norte-Noroeste, Galicia y Asturias, con el resto del Oeste, así como con el Sur, Extremadura y Andalucía”. Estas y otras promesas que hablaban de industrialización, de poner a Benavente y comarca en el foco del desarrollo del Oeste peninsular quedaron olvidadas a la primera de cambio después de conseguir los votos que necesitaban para alzarse con el gobierno de la nación. Estamos hablando de partidos nacionales que llegaron al gobierno de España y tuvieron capacidad de cumplir sus promesas electorales. El ansiado desarrollo de Benavente y comarca se paró en seco porque el tren de Aznar se fue para el AVE de sus regiones estrella y el Plan del Oeste se fue al Corredor del Mediterráneo con el gobierno de Zapatero. Ahora, volvemos a oír las mismas promesas de industrialización, pero con la salvedad de que quien las dice es difícil que gobierne en solitario, por lo que tendrá que repartir compromisos con sus posibles socios de gobierno. Desde UPL nos preguntamos ¿dónde está el matiz, para que las nuevas promesas electorales sean más creíbles que las que venimos oyendo desde tiempos inmemorables? El trabajo y el buen gobierno se ven desde el inicio de la legislatura y las obras y promesas de futuro, en tiempo electoral, solo sirven para acentuar el divorcio existente entre políticos y ciudadanos. Así no conseguiremos que los votantes se acerquen a las urnas. El tiempo perdido no vuelve y en Benavente y comarca estamos hartos de tanto incumplimiento y de tanta hipocresía en campaña electoral. Mal empezamos...

E. P. la opinión de zamora [caption id="attachment_28609" align="alignnone" width="300"] El Presidente de UPL durante el encuentro en Benevente con Asprosub[/caption] Rebeca, José Marcos, Judith, Luis Benito, Teresa son solo algunos de los usuarios del centro de Asprosub en Benavente que ayer mostraron su satisfacción por el logro conseguido para las personas con discapacidad intelectual que en las próximas elecciones podrán votar, aunque tengan modificada su capacidad jurídica. Ayer celebraban un encuentro con representantes políticos de Benavente, con aquellos que quisieron acudir a la cita, los del Partido Socialista y Unión del Pueblo Leonés que escucharon las peticiones del colectivo. En el encuentro, el presidente de Asprosub, Domingo Rodríguez, explicó que los monitores del centro están formando a los usuarios sobre el mecanismo del voto e hizo hincapié en que "ellos tienen capacidad para votar por su cuenta, por lo que no se llevarán los votos ensobrados, ni dirigidos, sino que decidirán su voto en los colegios electorales y lo harán solos", explicó. Pondrán además los medios de transporte necesarios hasta los colegios electorales e irán acompañados hasta allí por monitores. "Pero no van a entrar con ellos a votar". Tras las peticiones de adaptación de los programas electorales y las páginas web de los partidos políticos a la lectura fácil, así como que se incluyan a personas con discapacidad en sus listas electorales, los representantes políticos se mostraron dispuestos a tenerlas en cuenta, pero tendrá que ser en otros comicios, puesto que en estos "es un poco precipitado", explicaron. El gerente del centro, Francisco Garrote, pidió políticas de empleo para la inclusión de estas personas. "Es el mejor modo de inclusión, el empleo", puntualizó....

Solicitan la partida de 20 millones de euros para el arreglo del tramo Benavente-León perteneciente a la A-66 Rebeca Castaño - INTERBENAVENTE [caption id="attachment_26663" align="alignleft" width="300"] Imagen del Senado[/caption] Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha presentado para su debate en el Senado, a través de los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, un total de 20 enmiendas que afectan a la provincia de Zamora, y que buscan inversiones en infraestructuras, turismo, sector agroalimentario, empleo, asentamiento de población en el medio rural, mejora de la conectividad, o protección de las variantes zamoranas del leonés.   INFRAESTRUCTURAS En materia de infraestructuras viarias, UPL exige 20 millones de euros para el arreglo del tramo Benavente-León de la A-66, considerando que el penoso estado del firme hace urgente el reasfaltado íntegro y en unas condiciones que permitan una vida útil decente a este tramo, no habiéndose dotado de una inversión suficiente en el proyecto de Presupuestos a la reforma de este tramo, para el que solo se han recogido 2’4 millones de euros de inversión para tal fin, y excluyendo el sector zamorano del mismo.   Asimismo, UPL solicita 8 millones de euros para el tramo Salamanca-Tordesillas de la A-62, que afecta a la comarca zamorana de La Guareña, para que se haga con vocación de permanencia en buenas condiciones. En este sentido, la reciente y superficial reparación acometida en el sector salmantino de este tramo resulta claramente insuficiente y, dada la superficialidad del arreglo, UPL estima que en unos meses volverá a estar en el mismo estado lamentable que ha venido poseyendo en los últimos años, por lo que exige la intervención y reasfaltado íntegro de dicho tramo. TURISMO En materia turística, UPL ha solicitado una partida por valor de 60.000 euros, para la promoción turística de Sanabria, aprovechando que dentro de los ‘Pueblos más Bonitos de España’ se incluye Puebla de Sanabria. Por ello, se considera que ha de implicar que el propio Estado lleve a cabo un plan de promoción de la comarca sanabresa, para que esté más presente y visible en las ferias turísticas nacionales e internacionales. Del mismo modo, UPL propone la creación del Plan turístico-conmemorativo “Toro, 800 años de Paz (1218-2018)”, de forma que se ponga en valor que este año se cumplen ocho siglos de la firma en la ciudad de Toro del denominado “Pacto de Toro” en 1218, que supuso la firma definitiva de la paz entre el Reino de León y el de Castilla. Por ello, UPL estima que ha de realizarse una conmemoración de este hecho por parte del Estado, con una promoción turística de la ciudad toresana en cuanto que ciudad que albergó la firma de esta paz, así como promocionando el acontecimiento histórico que supuso el propio Pacto o Tratado de Toro de 1218. Asimismo, Unión del Pueblo Leonés propone la creación del Plan Turístico “Reino de León: Cuna del Parlamentarismo” dotado de 300.000 euros, que promocione conjuntamente en los diversos eventos turísticos mundiales a que acuda España a las ciudades y villas que participaron en las Cortes del Reino de León de 1188, como Zamora, Toro, Benavente, Ciudad Rodrigo, León, Salamanca, Ledesma, Astorga, Alba de Tormes, etc. Este plan buscaría poner en valor que la UNESCO haya reconocido al Reino de León como la “Cuna del Parlamentarismo” a nivel mundial, debido a que los Decreta de las Cortes del Reino de León de 1188 son el testimonio más antiguo del parlamentarismo en el mundo, y que, sin embargo, no ha sido suficientemente promocionado por parte del Estado.   SECTOR AGROALIMENTARIO En el campo agroalimentario, UPL ha solicitado 60.000 euros para un plan de promoción de los vinos zamoranos, y concretamente de las cuatro marcas de calidad de vino reconocidas en la provincia, las DO Toro, Arribes y Tierra del Vino de Zamora, y los Vinos de Calidad de Valles de Benavente. Con ello, UPL busca que estas denominaciones sean más conocidas y se pongan en valor sus caldos, estimando que el Estado ha de promocionarlas en los eventos gastronómicos en que esté presente España....

Después de la importante manifestación del 19 de marzo de 2017 en Benavente en la que los ciudadanos de Benavente y comarca reivindicaban una sanidad adaptada a las necesidades reales de nuestro entorno, consideramos desde UPL que los avances obtenidos en todo este tiempo transcurrido han sido nulos. La manifestación no sirvió para que la Junta de Castilla y León tuviese en cuenta lo que los ciudadanos demandaban y que no eran más que reivindicaciones justas y razonables de  quienes viven y sufren a diario en sus carnes la arbitrariedad del diseño sanitario en Castilla y León, planificado desde el despacho del Consejero, sin conocer de primera mano las particularidades de nuestra comarca. Escasas mejoras en el Centro de Especialidades y el cuestionado mantenimiento de todas las plantas del hospital de Benavente, son los avances más relevantes que podemos constatar. Se pedía la implantación de un sistema de pediatría que cubriese todas las necesidades, la implantación de la unidad de cuidados paliativos, la dotación de médicos de área necesarios para cubrir las demandas de la comarca, sobre todo en verano, se pedía un sistema de 112 ágil que atendiera las urgencias, el estudio necesario para implantar en nuestro hospital algunos tratamientos oncológicos que evitasen desplazamientos molestos y sacrificados. Todo esto ha caído en saco roto y las perspectivas de solución por parte de la Consejería de Sanidad son escasas. El Consejero de Sanidad, que participó en Zamora, hace unos días, en el V Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria de Castilla y León, daba unos datos victoriosos del esfuerzo que estaba haciendo la Junta de Castilla y León en cuanto a la Atención Primaria, en términos comparativos, con otras comunidades autónomas. Presentar datos globales y regodearse en ellos es mostrar un desconocimiento importante de la realidad de nuestra tierra. Desde UPL reiteramos que el fracaso de esta comunidad reside, entre otras cuestiones, en que sus dirigentes todavía no se han enterado que la ruralidad es la nota predominante y que dentro de cada comarca las particularidades y diferencias son muy importantes. Si los ciudadanos piden, y de forma mayoritaria, que se mantengan, se amplíen o se restituyan servicios, los dirigentes están en la obligación de escuchar y dar respuesta. El Sr. Consejero tiene que bajar a pie de calle para conocer la realidad porque nos da la sensación que los datos que maneja son fríos números que nada tienen que ver con las justas demandas ciudadanas. UPL pide a los ciudadanos de Benavente y comarca que acudan de forma masiva a la concentración del 26 de mayo a las 12 horas convocada por la Asociación por la Defensa de la Sanidad Pública de Benavente y Comarca. Desde UPL le pedimos al Sr. Consejero que atienda las peticiones de los ciudadanos y no cometa más errores de planificación. La sanidad es un bien que no se negocia....

Las escandalosos datos que cifran una pérdida de población de 900 habitantes entre 2013 y 2017 y los 1.837 parados registrados en nuestra ciudad a finales del 2017 constatan que tanto los gobiernos municipales del PP como PSOE e IU en Benavente, no han sido capaces de articular políticas económicas solventes que hagan atractiva nuestra ciudad tanto a productores locales que han tenido que cerrar o buscar nuevos horizontes,  como a nuevos inversores que han optado por otros enclaves más favorables a sus expectativas económicas. Que la Consejera de Economía y Hacienda, manifieste “el interés de la Junta de Castilla y León en evaluar la posibilidad de asignar a Benavente y su zona de influencia un Plan Territorial de Fomento“ que se desarrollaría a lo largo del 2018, porque concurren en la zona “algunas de las circunstancias que motivan la posibilidad y oportunidad de diseñar este plan “, en concreto cita la Consejera, la ubicación estratégica de Benavente y la pérdida desde el 2011 de su escaso tejido industrial, es un avance importante en cuanto a su conocimiento respecto a los problemas de la ciudad, pero necesitamos algunos “detallitos” más, por parte de su departamento que nos den alguna esperanza que Benavente está en la agenda del desarrollo autonómico. Es insultante para los benaventanos que la Consejera nos vuelva a repetir la importancia de la situación estratégica de Benavente, años antes también lo hizo el Presidente Herrera y no pasó nada, amén del desconocimiento que tiene respecto del inicio del declive industrial benaventano. Esto significa que nuestros gobernantes, concretamente el PP Benaventano no ha sido capaz, después de muchos años en el gobierno de la ciudad, de informar a sus compañeros en la Junta que la posición estratégica de Benavente viene de 1167 y que el paulatino deterioro del tejido industrial no parte del 2011, como dice la Consejera, sino que se inicia con la desaparición del tren (1985), y continua con los cierres de la azucarera (2003) y de la empresa Torio (2007), entre otros. El PP local, una vez más, se muestra servil con sus mayores castellanos al aplaudir sin más, las manifestaciones de la Consejera, eso sí reclamando con la boca pequeña “menos hablar y más hacer”.  Si después de “cinco o seis años”, como dice el PP benaventano, la Junta se ha dado cuenta de la posición estratégica de Benavente, es porque su partido no se lo explicó bien o quizá la Consejera esté mintiendo. Lo deberían aclarar, porque es muy importante depurar responsabilidades, ya que el tiempo perdido ha causado graves perjuicios a la ciudad y comarca. El PSOE  benaventano, como no podía ser de otra manera, reprocha ahora al PP el que no le diesen su apoyo en 2014, para pedir a la Junta la elaboración de “un Plan integral de reactivación económica  para el territorio de Benavente y los Valles”. UPL le apoyó en aquella iniciativa, pero ahora que el PSOE está en el gobierno de la ciudad ¿ha puesto en marcha aquella iniciativa del 2014? y como conocedor del potencial económico de la zona ¿cuántos proyectos ha presentado a la Junta encaminados a reactivar el tejido industrial? El Equipo de Gobierno municipal debe mostrar una actitud proactiva en la búsqueda de recursos y no esperar, como lo está haciendo, a que la Junta le haga partícipe, si así lo considera, de los supuestos proyectos que tiene para la ciudad y comarca.   Para UPL, el actual Equipo de Gobierno desde el 2015 ha estado dormido y no han sido capaces de anticiparse a la iniciativa de la Junta con propuestas, volvemos a insistir, de quienes conocen de primera mano las necesidades de Benavente y comarca, lo que nos lleva a pensar que una vez más, seguiremos dependiendo de las migajas que nos ofrezcan....

La opinión de Zamora "Benavente" Hemos visto como el tejido industrial de Benavente y su comarca ha ido desapareciendo [caption id="attachment_25801" align="alignleft" width="275"] Pedro Gallego de la Torre, Presidente de UPL[/caption] Para conseguir que Benavente y su comarca crezcan es necesario inicialmente, que las políticas encaminadas a fomentar el desarrollo económico de las regiones, por parte del Estado y de la Junta de Castilla y León nos tengan en cuenta, contemplando las particularidades de nuestra ciudad y el entorno rural en el que se asienta. La cruda realidad nos muestra que tanto la Administración estatal como la autonómica hace mucho tiempo que se han olvidado de nosotros. Interrumpieron la comunicación natural Norte-Sur de personas y mercancías hace más de treinta años con la desaparición del tren y no han hecho nada para restituirla; después de 25 años desde que se iniciara el proyecto de unir Gijón con Sevilla por autovía, casualmente el último tramo que se completó en 2015 fue entre Benavente y Zamora y el mantenimiento por parte del Ministerio de Fomento de las autovías a León o a Galicia, en nuestra comarca, tiene mucho que mejorar. Hemos visto cómo el tejido industrial que disponía Benavente y comarca ha ido desapareciendo y que la Junta de Castilla y León no mueve un dedo por mejorar la situación, incluso pone trabas a la iniciativa privada y no atiende las demandas de los ciudadanos en cuanto a los servicios relacionados con la sanidad que son, entre otros, esenciales para fijar población. El CTB y los polígonos industriales I y II, este último sin completar, son el mayor logro económico significativo que hemos tenido en la ciudad en 25 años. Se iniciaron gracias a que los políticos municipales de la época, supieron aprovechar la nefasta estrategia de la Junta de sembrar sin criterio de polígonos y centros logísticos la comunidad autónoma, y así disponer de una infraestructura vital para el desarrollo de la ciudad. Se creó una necesaria y gran infraestructura pero que no coincide con las preferencias de la Junta de Castilla y León, ya que no la ha incluido en las grandes redes logísticas nacionales y europeas del transporte de mercancías, dejándonos una vez más fuera de las corrientes económicas más influyentes. Si queremos que esta situación revierta en favor de un desarrollo económico adecuado para Benavente y comarca, es necesario contar con un gobierno local fuerte, reivindicativo e imaginativo, que sea capaz de hacer proyectos realistas defendibles por ellos y por sus representantes en Valladolid y Madrid. Esto sólo sería posible si el Gobierno y la Oposición municipal trabajaran al unísono, aparcando las rencillas partidistas que frenan el progreso de la ciudad y disfrazan con discusiones triviales, la poca capacidad de unos y otros para ofrecer soluciones prácticas a los problemas de los ciudadanos. Es cierto que llevamos muchos años de inactividad productiva municipal, pero eso no justifica que en dos años y medio de legislatura los benaventanos no veamos avances en los que prometieron una nueva forma de hacer política. Crearon la Concejalía de Promoción de la Actividad Económica y del Empleo, se firmó el 13 de noviembre de 2015 el acuerdo para la constitución de la Mesa del Diálogo Social de Benavente, con representación de los empresarios y de los trabajadores, se acondicionaron locales para el mal llamado "vivero de empresas" que no ha empezado a desarrollarse y en octubre de 2015 Luciano Huerga pretendió, desconozco si lo consiguió, poner en marcha "un Consejo Comarcal, compuesto por los alcaldes de los municipios del Área Funcional Estable, a fin de buscar y consensuar soluciones socioeconómicas para el desarrollo, crecimiento y reindustrialización de Benavente y Comarca". Todas estas acciones muy aplaudidas en su momento, no han cumplido con las expectativas anunciadas, bien porque no han sido capaces de ponerlas en práctica o quizá porque no han sabido dirigirlas convenientemente, lo que se traduce en frustración para quienes confiaron en ellos y para los que teníamos la esperanza que sirvieran de revulsivo a la inoperante actividad municipal. El Equipo de Gobierno en el tiempo que le queda, va a tener que hacer un esfuerzo importante para ponerse al día en cuanto a la consecución de sus promesas electorales. No vale dejar para última hora los proyectos más llamativos con el objeto de salvar los muebles. Los ciudadanos lo saben y no perdonan a quienes tratan de engañarlos, para conseguir un puñado de votos. Quizá, el problema resida en que a la hora de plantear proyectos para conseguir inversiones que activen la economía de la zona, el Equipo de Gobierno se encuentre debilitado y por lo tanto resulte poco creíble. Quizá, sea debido a la heterogeneidad de sus miembros, en el que se mezclan los lógicos intereses partidistas, los concejales cualificados con bisoños a los que se les ha dado responsabilidades muy importantes y con los egocéntricos que solo buscan en sus actuaciones la simpleza de la notoriedad sin más. ...

La Opinión de Zamora La campaña electoral al Parlamento Catalán, esta siendo como era previsible, bronca e insulsa, prevaleciendo los criterios independentista de unos y el discurso sobre la defensa a ultranza de la Ley y el Orden de los otros, dejando de lado las cuestiones que más interesan a los ciudadanos catalanes. A estos dos bandos, más o menos centrados en sus propuestas ideológicas, se les unen los parásitos que articulan un discurso populista que no enfade a ninguno de los aspirantes con opciones a presidir el gobierno de Cataluña. Critican todo, pero no aportan nada nuevo y saben que no obtendrán representación significativa, por lo que su objetivo no es otro que ser el comodín del futuro gobierno y de esta forma imponer sus postulados. Este escenario no es nuevo ni para los catalanes, ni para el resto de los españoles. Todos seguiremos con gran expectación el desarrollo y desenlace de estos comicios electorales, pero con cierta preocupación porque tal y como se están planteando, dudo que solucionen problemas y alivien el daño causado por el independentismo radical, en Cataluña y en el resto de España. La bronca, la descalificación, el debate baldío y la falta de posicionamiento van a ser la tónica de una campaña marcada por los procesos judiciales, la cárcel, las fugas, las mentiras y las traiciones. En fin, un cóctel difícil de digerir, con un final incierto. ERC ya ha empezado su particular circo temeroso de perder su liderazgo tratando de desprestigiar la consulta electoral calificándola de "ilegítima" y dudando de su imparcialidad. Ha iniciado una campaña para crear una red de apoderados que hagan un recuento "paralelo", ante el temor de un "pucherazo". Esto significa que si los resultados no les favorecen, no los aceptarán y si los vientos soplan a su favor, todos contentos. El bloque constitucionalista se perderá, ya se está perdiendo, en cuestiones como el encaje de Cataluña en España o en propuestas para un nuevo modelo de financiación autonómica. Es evidente que son temas muy importantes y necesarios de abordar de manera urgente, pero el sitio más adecuado para hacerlo es el Parlamento Nacional, ya que afectan al conjunto de los españoles y no solamente de los catalanes. Si los partidos políticos que concurren a las próximas elecciones catalanas, no se centran en los temas de ámbito territorial que afectan a sus electores, con seriedad y veracidad y se dispersan abordando temas de ámbito nacional, volverán a perder el tiempo y el radicalismo, el odio y la crisis económica y social seguirán haciéndose fuertes en una sociedad cada vez más deteriorada y todos, digo todos, saldremos perdiendo. En todos los comicios se constata que muchas de las promesas de campaña y de las propuestas incluidas en los programas electorales se convierten en humo a la hora de aplicarlas. El electorado está cansado de tanta promesa baldía, difícil, por no decir imposible de cumplir. Esto simple y llanamente es mentir. Es necesario que la justicia, en la que creo firmemente, haga un esfuerzo y explique a los ciudadanos lo que se está empezando a denominar "doctrina Forcadell" para llegar a comprender por qué deja en libertad a unos políticos presos acusados de delitos, muy graves, con el mero compromiso de no volver a protagonizar hechos como los que les llevaron a prisión. Si este argumento se aplica al resto de presuntos delincuentes, las prisiones preventivas estarían mucho más desahogadas. En fin, la justicia sabrá por qué actúa así, corriendo el riesgo, en este caso, de dar la razón a quienes argumentan que son presos políticos. Me produce pavor que la frase "París bien vale una misa" esgrimida `por Enrique IV para convertirse al catolicismo y así reinar en Francia, tenga su aplicación en los políticos independentistas catalanes. Acatar ante el juez la Constitución Española, ampliamente pisoteada por ellos y aceptar la aplicación del 155 con el objetivo de salir de la cárcel es insultar a los ciudadanos y mentir. Mentir porque no dan muestras de arrepentimiento y porque son alentados a hacerlo por los líderes de las formaciones a las que pertenecen que ven peligrar sus aspiraciones electorales si permanecen en prisión. Es cierto, y creo que no hay que abundar en ello, que los políticos son seres humanos que están sometidos a tensiones como cualquier otro ciudadano y que los mecanismos de toma de decisiones son idénticos en todos los casos, pero con una diferencia respecto al resto de los mortales, y no es otra que los políticos no deben mentir. Un político que miente, sea cual sea su circunstancia, no es creíble y deslegitima todo proyecto político que presente a los ciudadanos, amén de convertirse en una grave traición. En el ámbito doméstico más cercano, las mentiras también se producen para ocultar hechos que a todas luces son deplorables y que los partidos políticos justifican, bien porque no tienen recambio o porque no quieren perder su cuota de poder, lo que me ratifica en el convencimiento de que los fines políticos en ningún caso justifican los medios inmorales. ...

La Opinión de Zamora Me da la sensación de que a Huerga le persigue la maldición de los alcaldes que dimiten La Opinión de Zamora. Benevente La política benaventana está tomando unos tintes esperpénticos y antidemocráticos muy preocupantes. Las malas formas, los descalificativos, las acusaciones, las agresiones verbales entre muchos de los actores de la vida pública benaventana, se están convirtiendo en una costumbre peligrosa que hace que los ciudadanos se alejen aún más de sus representantes públicos y de la institución a la que representan. El bochornoso espectáculo protagonizado por el alcalde y un trabajador municipal en el que a través de una grabación, desconozco si legal o ilegal, se oye al máximo representante de la ciudad de Benavente, fuera de sí, amenazar con despedir a todo aquel trabajador que incumpla unas determinadas condiciones laborales, que supuestamente no están contempladas en el contrato firmado, en un tono despótico, con un lenguaje lleno de tacos y sumamente agresivo, es deleznable y carente de justificación. La regularización de los puestos de trabajo del personal que presta sus servicios en el Ayuntamiento de Benavente, y concretamente los del parque de bomberos para conseguir una plantilla estable y adecuada a las condiciones de la ciudad, es una necesidad que debía haberse resuelto hace mucho tiempo. Me parece muy loable que el actual equipo de Gobierno emprendiese esa tarea, pero hasta la fecha el resultado ha sido muy pobre. Despidos improcedentes con sus correspondientes indemnizaciones, que parece ser al Sr. Alcalde, según lo que dice en la grabación, no le preocupan; malestar entre el personal, por hacer más o menos horas, y lo más preocupante es el menosprecio hacia los trabajadores que manifiestan en la grabación y en posteriores declaraciones, tanto el Alcalde como el responsable del personal. Es cierto que abordar la regularización de una plantilla que se ha ido incrementando conforme a las necesidades del equipo de Gobierno de turno, sin un criterio claro de estabilidad y de las necesidades de la ciudad conlleva tomar decisiones difíciles. Decisiones que en algunos casos pueden ser dolorosas pero necesarias y eso hay que explicarlo. Por lo que ha trascendido a la opinión pública, respecto a las denuncias de los trabajadores afectados, a las sentencias judiciales, a las indemnizaciones y a las críticas de la oposición, entiendo que las actuaciones realizadas por parte de la Concejalía de Personal han sido poco meditadas, han adolecido de la pedagogía adecuada y ha sobrado mucha testosterona Es poco serio que el Concejal de Personal se justifique porque su objetivo es "acabar con la podredumbre que supone el tener una plantilla de trabajadores donde la mayoría de ellos han entrado en la administración pública sin seguir los principios de igualdad, mérito y capacidad". Esto es insultar a todo un colectivo que ha cumplido con profesionalidad las tareas encomendadas, y es grave que el responsable de personal no sepa discernir entre la capacidad profesional, la responsabilidad del trabajador y el buen hacer con una mala praxis administrativa. Debería ser más cauto con sus expresiones. El circo montado por la difusión de la grabación, legal o ilegal, deja al descubierto la bravuconería y prepotencia de un equipo de Gobierno que da la sensación de actuar por impulsos y no por criterios planificados. La retórica de justificarse acusando a los contrarios de caciquismos o de enchufismo son las excusas del mal pagador, descalifica a quien las dice y no aportan más que discusiones agrias y vacías que no conducen a nada. Las "disculpas sinceras", que ha transmitido el Alcalde a la ciudadanía son poco creíbles al adornarlas tanto él, como los concejales que le apoyaron y el PSOE provincial con todo tipo de justificaciones típicas de un niño al que le han pillado en una travesura. Es decir, que lo dicho en la grabación no es tan grave y por lo tanto las disculpas no son tan disculpas. Con un "lo siento, me he equivocado, no volverá a suceder" sin más, quizás solo quizás le hubiéramos creído. ¿Qué pasa con los alcaldes benaventanos? En la legislatura 1999-2003, concretamente en el 2000 dimitió el Sr. Zapatero; en la legislatura 2003-2007 el Sr. Guerra realizó una deficiente gestión municipal, además de propiciar con su dejadez y la del resto de consejeros numerosas irregularidades contables en el CTB, que terminó con su salida temporal del PSOE en 2009 y el procesamiento del gerente. El siguiente alcalde, el Sr. Mañanes, tuvo que dimitir por la historia de su famoso chalet. Al Sr. Huerga con hechos como los protagonizados por él en los últimos días me da la sensación que la maldición de los alcaldes que dimiten o que se les recuerda por su mala gestión, le persigue. En Cataluña las empresas se van porque no hay estabilidad política, aquí no vienen porque, entre otras cuestiones, todo este ruido mediático las molesta. ...

Pin It on Pinterest