Cotizantes, pensionistas y vacunas del coronavirus en la Región Leonesa

Cotizantes, pensionistas y vacunas del coronavirus en la Región Leonesa

En este artículo el sociólogo David Díez Llamas recoge los datos del número de cotizantes a la Seguridad Social respecto al de Pensionistas. Los ratios son especialmente negativos en los casos de la provincia de León y de la Región de León. También plantea que no hay correspondencia entre el mayor número de pensionistas de León respecto a lo que es el reparto de vacunas.

David Díez Llamas – ileón – opinión

Uno de los ratios más importantes que mide la vitalidad económica y la sostenibilidad social es el que hace referencia al número de cotizantes a la Seguridad Social sobre el total de pensionistas. Cuando ese ratio es más elevado ello nos indica que es una sociedad relativamente más joven y con mayor capacidad para generar puestos de trabajo. Todo ello facilita la sostenibilidad del sistema de pensiones que hoy por hoy es uno de los grandes quebraderos de cabeza de las administraciones.

Ese indicador ya preocupa en España por cuanto no se llega a los dos cotizantes por cada pensionista (queda en 1,93). Sin embargo en la autonomía de Castilla y León queda muy por debajo (1,5). No parece que ello se pueda considerar un “indicador de éxito” como predica su presidente Mañueco.

Pero es que si miramos la situación interna dentro de la autonomía de Castilla y León podemos ver un panorama diferente en cada una de sus regiones. Así en la Región Leonesa el indicador es de 1,25 cotizantes por cada pensionista mientras en la Región Castellana es de 1,62. Es decir el dato en Castilla es un 30% mejor que el que se da en la Región Leonesa, pero aún con eso es un 20% peor en la región castellana que el de la media española.

Todas y cada una de las provincias que componen esta comunidad tienen los datos por debajo de lo que es la media española. Dentro de ello la situación “menos mala” sería la de Valladolid que estaría cerca de la media española con 1,83 cotizantes por cada pensionista. La peor la de la provincia de León donde el número de pensionistas sería similar al de cotizantes (indicador de 1,1). No lejos de esos números está Zamora con 1,17.

En la Región Leonesa el dato menos negativo es el de Salamanca. Del conjunto de las nueve provincias de la Comunidad, León ocupa el puesto 9, Zamora el 8 y Salamanca el 5. Es decir se encuentran en las últimas posiciones.

En principio podría pensarse que en la vacunación, las provincias con mayor porcentaje de pensionistas tuvieran una mayor disposición de vacunas. Sin embargo nuevamente los datos lo niegan. Así tenemos que a la provincia de León con un 19,12% del total de la población de la comunidad le han correspondido (datos de la propia Junta a 4 de abril) un 17,5% del total de vacunas, es decir un -1,62 de lo que le correspondería en función de su población.

Ni siquiera considerando el total de la población habría un reparto equitativo. Pero es que como hemos visto en el cuadro anterior el peso de los pensionistas en la provincia leonesa es muy superior y por ello, en función del criterio edad, podríamos decir que le tendrían que corresponder un número superior a la propia media.

[Lea: ‘La Región Leonesa queda rezagada en la vacunación completa de sus mayores por el reparto de la Junta‘]

Si consideramos el conjunto de la Región Leonesa tenemos que representando el 40,06% de la población recibe el 38,4% de las vacunas. Es decir hay un diferencial de -1,7 puntos. También aquí habría que hacer referencia a que aun teniendo más pensionistas reciben menos vacunas.

Valladolid recibe el mayor número de vacunas aunque por debajo del total de su población. Sin embargo, hay que decir que también es la provincia que tiene el menor número de pensionistas por cotizante.

Estos datos nos hablan de que se hace necesario cambios para mejorar el tejido económico. La autonomía de Castilla y León tan sólo está llevando al empobrecimiento, la dependencia, la migración y el desarraigo social.

Esta Comunidad Autónoma no sólo no es de éxito sino que sus indicadores son peores que los del conjunto de España. Dentro de ello los peores se dan en la Región Leonesa y en especial en las provincias de León y Zamora. Además en esa situación no se puede hablar de que los recursos se repartan de forma equilibrada. No creo que sea casual que se haya llegado a esta situación. Si algo funciona mal habrá que cambiarlo, no se puede permanecer en un error que nos desgasta progresivamente.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar