UPL denuncia la falta de criterio del Gobierno en la depuración de aguas vertidas al río Duero en la ciudad de Zamora

UPL denuncia la falta de criterio del Gobierno en la depuración de aguas vertidas al río Duero en la ciudad de Zamora

Mas de diez años llevan los vecinos del barrio zamorano de Carrascal luchando para que las aguas residuales de ese núcleo urbano sean tratadas antes de acabar en el río, procurando evitar así la degradación de esa magnífica zona de la ciudad, tal ha sido su empeño, que llegaron incluso al parlamento europeo con su demanda.

    Sin embargo, parece que lo que en Europa se escucha con atención, en este país recibe oídos sordos durante más de una década, recibiendo los zamoranos, y especialmente los carrascalinos, contestaciones difusas y contradictorias cada vez que se interesan por el estado de su prometida depuradora de aguas residuales.

    Tras la desaparición de la partida presupuestaria para esta infraestructura en los Presupuestos Generales del Estado de 2021. UPL presentó pregunta al respecto en el Senado a través del senador de Compromís Carles Mulet, obteniendo como respuesta por aquel entonces que el Estado se desentendía de acometer esa obra, pasándole la responsabilidad al Ayuntamiento de Zamora.

    UPL ha incidido en fechas recientes de nuevo sobre esta depuradora, obteniendo del Gobierno contestación escrita al respecto que, curiosamente, es diametralmente opuesta a la manifestada hace un año, puesto que ahora asume definitivamente ser una competencia estatal, cuya obra está previsto sea realizada por la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), fijando un plazo de ejecución de 12 meses incluida la puesta en marcha.

    Pendiente queda, según el Gobierno, la firma del convenio en el que se concrete la cofinanciación y su ulterior gestión por el Ayuntamiento, entendiendo desde UPL que ese plazo de un año para la puesta en marcha de la depuradora de Carrascal no comenzará a contar hasta firmado este convenio, por lo que puede seguir durmiendo el sueño de los justos otra década más si el Ayuntamiento de Zamora no se implica de manera decidida en este proyecto.

    La futura estación de depuración, de ver por fin la luz, estaría formada por una línea de tratamiento sencillo compuesta por obra de llegada con alivio y baipás general, desbaste en dos canales (uno de funcionamiento automático y otro manual de emergencia), depósito de oxidación total en dos líneas (una de servicio para invierno y dos en verano), salida de agua tratada al río Duero y depósito almacén de fangos y, estaría ubicada en una parcela ya expropiada hace años con este objeto por el Ayuntamiento, próxima al punto de vertido actual.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar