La doble moral

NoticiasUPL

La doble moral

Los usuarios de las redes sociales marcan cada día las posiciones de conservadores y progresistas con discusiones, que en la mayoría de los casos se argumentan con ideas y expresiones preconcebidas más allá de una reflexión objetiva

LUIS MARIANO SANTOS REYERO – opinión – LEONOTICIAS

 

Luis Mariano Santos Reyero. Secretario Genreral de UPL

Existen multitud de debates que refrescan las mañanas televisivas y que inundan los diarios escritos y los digitales de todo el país. Los usuarios de las redes sociales marcan cada día las posiciones de conservadores y progresistas con discusiones, que en la mayoría de los casos se argumentan con ideas y expresiones preconcebidas más allá de una reflexión objetiva. Y es que, como dijo el filósofo y psicólogo alemán, Külpe, «pensar es tan extraordinariamente difícil que muchos prefieren opinar».

No quisiera caer en lo mismo que intento criticar, lo que yo pienso de la Renta mínima Vital no será más que una opinión más, lo importante es plantearles la doble vara de medir de alguno o lo que yo he llamado la doble moral.

Estos días los planteamientos sobre esta medida social, de importante impacto, ha tenido detractores, los menos, y grandes defensores. Incluso muchos de los que critican la misma, lo hacen con argumentos como la picaresca española, el mantenimiento de los vagos y claras disfunciones que se pueden prever, lo que desaconsejan una medida de estas características. Los más son aquellos que resaltan, a pesar de las posibles perversiones, la importancia de una medida histórica que debe satisfacer una renta indispensable para aquellos menos afortunados, para aquellos que más lo necesitan.

Es verdad que ésta, tiene que estar claramente relacionada con la obligación de que aquellos que están en esa situación, establezcan un compromiso social un «contrato Social» que les exija seguir intentando incorporarse al mercado de trabajo y salir de una situación como la que da origen a la prestación. Que habrá gente que se aproveche, seguro, que nada es perfecto, también, pero que ante las posibles imperfecciones son más los aspectos positivos, yo también lo creo. Se podrá discutir, las contraprestaciones sociales de ese contrato social, ese es un debate interesante pero no creo que la mayoría discutamos lo apropiado de buscar la solución a una situación de pobreza que a veces llega por cuestiones tan nimias como puede ser el azar o una situación coyuntural.

Y hablo de esa doble moral, no porque uno defienda o ataque esta opción, sino por aquellos que justifican su toma de decisión en la necesidad de no dar «paguitas» y no entienden que la situación de desamparo es tal que nadie o casi nadie la elige, por mucho que alguno se empeñe, plantear un error en la premisa obligatoriamente llevará a una conclusión errónea. Resulta ridículo y dramático a la vez, leer argumentos como «no le des peces, enséñale a pescar» y a la vez esas mismas personas callan ante ese fenomenal convenio público privado que la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León firma con una multinacional belga, a la que le compra y regala, con dinero público, una máquina para hacer mascarillas que a su vez le comprará una vez producidas, cerrando el circulo de un negocio más que redondo… para la empresa. Eso es darle la caña, la barca y además proveerle de peces.

En fin, no seré yo quien defienda a la izquierda o a la derecha de este país en la gestión de esta pandemia, y no por mantener una equidistancia, sino por falta de méritos, pero creo que es justo reconocer, que esta medida es una medida justa socialmente hablando. Habrá interrogantes y debates sobre la contraprestación social o ese compromiso que ha de exigirse a cambio, podremos debatir sobre la sostenibilidad económica de la misma, incluso sobre el carácter pícaro del español, pero lo que no parece discutible es la idoneidad de que nadie se quede atrás.

 


Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar