León necesita su autonomía

León necesita su autonomía

JOSÉ RAMÓN ÁLVAREZ REDONDO, DOCTOR INGENIERO INDUSTRIAL

tribuna – diario de léon

Durante los siete años que desempeñé el cargo de consejero de Industria y Turismo de Cantabria, me empapé del funcionamiento de las autonomías, asistí a múltiples reuniones con el Gobierno central, participé en las transferencias de funciones y vi que regiones pesan y cuáles no. He meditado mucho por qué León se encuentra en la Tercera División Autonómica. Cantabria en la Segunda. Y en Primera, las desleales a España como la Generalitat de Cataluña o el Gobierno Vasco, además de las que tienen mucho peso por población e influencia.

Me sorprenden algunas de las opiniones que veo en los medios, no sé si fruto de la ignorancia o de la mala intención, o de ambas cosas. Decir que se perderán las diputaciones… ¡Pues según! ¿Como se puede ignorar que en toda autonomía uniprovincial, su Diputación se transforma automáticamente en gobierno regional? Pero si la futura autonomía leonesa comprende Zamora y Salamanca, seguirían existiendo las tres diputaciones: León, Zamora y Salamanca.  

Me da vergüenza ajena y mucha tristeza ver que, de una forma malintencionada, se insinúa alguna semejanza entre los autonomistas leoneses y los separatistas catalanes. La lealtad de León a España está fuera de toda duda, desde su formación como reino, como durante siglos a lo largo de su trayectoria histórica. Esta opinión es una de las cosas más ruines que he visto, y descalifica a quién lo ha dicho. Al menos no se puede maquillar este sentimiento como una lucha partidista entre PP y PSOE. Esta herida mal cerrada, a la que el alcalde de Valladolid ha puesto la última gota del expolio, al reclamar la capitalidad oficial para su ciudad, ha provocado la reacción entre otros del alcalde de León que dice que no se puede seguir así. Por si alguien aún no lo sabe, ambos alcaldes son del mismo partido: PSOE. Sin embargo el alcalde de Valladolid se ha visto auxiliado por los concejales del PP en dicho ayuntamiento, encabezados por su portavoz, por cierto exconsejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, que algo habrá tenido que ver con el reparto de muchos fondos semidiscrecionales de la Junta. Sorprendente y muy explícito que aparezca ahora apoyando al alcalde del PSOE de Valladolid.

El alcalde de León no ha tenido la suerte de contar con ese auxilio. Pero también hay que decir que he cruzado tantas veces de Cantabria a León, desde Potes a Riaño y viceversa, que el contraste que hay entre una zona y otra del Puerto de San Glorio, invita a la reflexión. Mientras en la comarca de Liébana en Cantabria existe una animación turística impresionante, en la comarca del Riaño leonés reina el silencio y la parálisis. Las montañas son las mismas pero en cada vertiente hay una administración autonómica diferente, y ahí tenemos el resultado. No hay nada más que ver el lamentable estado de las carreteras de León que hay allí, por ejemplo la carretera nacional N-621 en estado ruinoso, que, aunque no es competencia autonómica, la Junta no ha conseguido nada positivo con sus gestiones al respecto. Igual no está entre sus prioridades.

Empecinarse en algo que no funciona es absurdo e inútil, y creo que a las provincias del antiguo Reino de León, les iría mejor en una nueva autonomía más cercana a sus problemas. Para eso se crearon las autonomías, ¿no?

Una región tan extensa como Castilla y León, la mayor de Europa, hace muy difícil abarcar la proximidad a la vida real de sus habitantes. Valga como ejemplo, el abandono de la Ruta de La Plata, favoreciendo el eje Burgos-Valladolid, que está machacando económicamente a León, Zamora y Salamanca, y ha hecho bascular los recursos disponibles y el peso económico, hacia estas dos provincias castellanas.

Ignorar la importancia, no sólo de la reactivación económica, sino política, si se pudiera disponer de una conexión principal y estable con el Norte de Portugal, es evidente. Ello sería muy importante para las tres provincias, León, Zamora y Salamanca, de la futura autonomía. Hay que ver las declaraciones del alcalde de Oporto, que favorecen esto, pidiendo una unión entre España y Portugal..

¿Y cómo puede explicarse que las Cortes de esta Comunidad autónoma, a la cual aún pertenecemos, no se establecieran en León? ¡La cuna del parlamentarismo en Europa ! ¿No sería lo lógico y práctico? Porque los parlamentarios de Soria, Zamora, Salamanca, etc. tendrían que desplazarse mas o menos igual, como hacen ahora, excepto los de Valladolid. Entendido, claro, todo para Valladolid.

No entiendo la virulencia y radicalismo que están empleando los aparatos de PSOE, PP y Ciudadanos en combatir las legítimas aspiraciones del pueblo leonés. ¿No tienen otras cosas más importantes en qué emplear sus energías? ¿Qué está ocurriendo para asistir a esas declaraciones bochornosas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, donde nos ofende a los leoneses? ¿Somos paletos por reclamar nuestros derechos? Jamás se me ocurriría ofender a los madrileños, donde tantos leoneses viven y tienen hijos y nietos madrileños. ¿Quién separa y levanta muros? ¿Qué les ocurre? ¿Por qué están tan nerviosos? ¿Es por peloteo a Génova y Ferraz, y a la sede de Ciudadanos? ¿O es porque los métodos represivos a los concejales y alcaldes no están dando resultado? No saben como contener la marea que se les viene encima.

Animo a los cargos electos de todos los partidos mencionados, a que voten según su conciencia, según su corazón, a escuchar lo que su voz interior les diga; a resistir las presiones mezquinas que sus dirigentes les están ejerciendo. ¿Cómo a esos dirigentes se les puede llenar la boca luego, hablando de democracia y libertad interna? Penoso.

Por eso creo que lo mejor con respecto a Castilla, es que estemos separados en lo administrativo y unidos en lo afectivo.

La solución a todo esto no es una Mesa, como proponen los sindicatos. Esa medida es un truco más, para intentar desmovilizar esta marea creciente.

La solución a todo esto es una casa, la casa común de los que se sienten leoneses: la autonomía de León. Es la herramienta que se necesita. No hay nada más que comparar los índices de población, empleo, etc. de la autonomía de Cantabria con la provincia de León a lo largo de estas tres últimas décadas.

Por eso creo en la autonomía de León, y estoy convencido de que traerá un mejor futuro para nuestra región.

Adelante, vamos a conseguirla.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar