Dos modelos de España contrapuestos

Dos modelos de España contrapuestos

DAVID DÍEZ LLAMAS – TRIBUNA – DIARIO DE LEÓN

iempre he considerado que el debate sobre el marco autonómico que nos corresponde a los leoneses trasciende lo que pueda ser la defensa de una autonomía leonesa. En ese sentido habría que enmarcarlo en lo que sería dos modelos de lo que se entiende por España. Es lo que trataré de explicar en este artículo.

Hay un modelo que se impulsa desde Valladolid y que puede tener su último reflejo en la colección «municipalismo» que promueve un periódico de es ciudad. En el ámbito autonómico vendría a ser un modelo en el que esta autonomía se configura alrededor de Valladolid y el resto son «municipios» que orbitan sobre ese eje central. En esa línea se potencia destruir las identidades regionales tanto de la Región Leonesa como de la castellana. No se promueven los conceptos de Región sino (como se indica el propio título de la colección) el de «los municipios». Claro esa propuesta nace de quién podría considerarse que menos identidad regional tiene. Valladolid fue fundada por un conde leonés y perteneció unos años a la Región Leonesa y muchos más a la Región Castellana. Hay que decir que si Valladolid es el norte de Castilla todo lo que está al norte de Valladolid diría que reconoce que «no es Castilla».

La presentación de la cuarta edición de esa colección estaba auspiciada tanto por el actual alcalde socialista como también por el anterior del PP. En ello se pone de manifiesto que la defensa de ese modelo no estaba vinculada a un determinado espectro ideológico sino más bien es propio de la ciudad vallisoletana. Curiosamente unen el concepto «municipalismo» (título de la colección) con el de «memoria viva de Castilla y León» (título de esa 4ª edición).

En la presentación de esa edición Enrique Berzal afirma que «tenemos el privilegio de que nuestra historia es la de España». Es decir se promueve una cierta identificación de España con Castilla. Podría decir que esa España excluyente viene a coincidir en gran medida con la que se difunde desde las posiciones independentistas. Sería algo así como «si España es Castilla y yo no soy castellano entonces tampoco soy español». No comparto para nada ese modelo excluyente que tanto nos perjudica. Frente a ello, está el modelo leonés de España. El mismo se refleja muy bien en el Regnum Imperium Leonés. Alfonso Sánchez Candeira gran estudioso de este nos dice: «El regnum imperium leonés es como organismo político unificador, verdadero superestado encaminado a crear una unidad por encima del particularismo representado por los diversos reinos que dentro de él conservaban su independencia». Es decir es una «unidad en la pluralidad». Se reafirma una unidad pero desde el respeto a la diversidad territorial. Diría que es un modelo opuesto al de aquellos que confunden Castilla con España o Madrid con España (como Ayuso).

El modelo que en Valladolid se defiende en esa colección tiene unos referentes militares. En la propia conferencia se alude a reconquista, a la guerra de la independencia o al Cid Campeador. Es un signo más de ese concepto de la España uniforme y «de uniforme» que se defiende.

Pero si vamos a los referentes leoneses podríamos decir que son muy diferentes. En la Región Leonesa «presumimos» de las Cortes de 1188 que la Unesco reconoce como Cuna del Parlamentarismo, de los Fueros de León, de los concejos…. Es decir aquí las referencias son de tipo político y no militar. Es el Reino que se preocupa más del ámbito cultural (creación de las primeras universidades de España) y político.

Para Enrique Berzal presentador de esa colección «no somos de destacar nuestra identidad». Algo que apostilla el alcalde de Valladolid cuando dice «sigue siendo necesario hacer Comunidad». Pero claro una vez más confunden lo que puede ocurrir en Valladolid con lo que pasa en otros territorios de esta Comunidad.

En León si existe un importante sentimiento de identidad. Queda reflejado en muchos ámbitos, trasciende a los partidos y supone unas importantes movilizaciones sociales. Pero es que en Valladolid no se quieren enterar de que en esta Comunidad hay dos regiones con dos identidades distintas. Lo que no existe es una identidad como castellano-leoneses a pesar de los muchísimos millones de euros del erario público que se ha utilizado para promocionarla. Diría que tratan de destruir la identidad regional promoviendo la identidad municipal.

Creo que la unidad se logra desde el reconocimiento de la pluralidad. No es menos español el kaiku o la barretina que la bata de cola. Los modelos uniformizadores no son precisamente los que promueven la unidad de España. Hay que recordar que Martin Villa cuando fue ministro de Administración Territorial construye Castilla y León a modo de dique de contención de los nacionalismos vascos y catalanes. Hoy podrían quedar muy pocas dudas de que tampoco como dique de contención ha funcionado. Habría que recordarle que no es posible sumar seis peras y tres caballos.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar