UPL pide un órgano de trabajo con participación de los municipios para consensuar la postura sobre la ordenación del territorio

UPL pide un órgano de trabajo con participación de los municipios para consensuar la postura sobre la ordenación del territorio

Matias LlorenteEl portavoz de UPL en la Diputación de León, Matías Llorente, ha presentado esta mañana una moción para reclamar la creación de un órgano de trabajo en Diputación en la que puedan participar los municipios con el objetivo de consensuar una postura en referencia a la ordenación del territorio, para que sea coherente con las necesidades de la sociedad, de los municipios y en la que se ponga de manifiesto la voluntad de esta Provincia a la hora de afrontar un tema tan importante como es la ordenación del territorio.

Llorente justifica esta moción en la manifiesta incapacidad de la Junta de Castilla y León para resolver los problemas en materia de ordenación del territorio en la comunidad, de hecho la aprobación de la norma pactada por PP y PSOE de Castilla y León no hace sino crear nuevos frentes y nuevos entes administrativos que solo sirven para producir más gasto y sobre todo más confusión entre los ciudadanos, porque la institución autonómica no ha explicado aún el tipo de servicios que se prestarán.

Asimismo, recoge la moción, “el artículo 38 desvirtúa la voluntariedad de los Ayuntamientos ya que se exigen unas mayorías ero no la unanimidad de todos a la hora de crear las mancomunidades pudiendo llegarse a dar, con esta regulación, hasta nueve niveles administrativos sobre un solo pueblo debido a que al crearse un mapa en el que no se tienen en cuenta ni los criterios culturales o la voluntad de los ayuntamientos, provocará que cuando una mancomunidad que haya funcionado bien y que tenga un patrimonio, será difícil de disolver o simplemente los ayuntamientos que la conformen no querrán hacerlo por sentido común y porque les ampara la legislación estatal que sigue permitiendo la existencia de mancomunidades”.

Por eso “desde UPL instamos a la Junta a que escuche lo que demandan los ciudadanos, que es evitar las duplicidades y niveles administrativos innecesarios, que se eliminen puestos políticos y que cada administración ejerza sus competencias”, afirmó Llorente.

  1. SR.PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE LEÓN

   

MATÍAS LLORENTE LIÉBANA, portavoz del Grupo Político de la UNIÓN DEL PUEBLO LEONÉS (U.P.L.), comparece y, como mejor proceda, DICE:

 

Que al amparo de la Legislación sobre Régimen Local vigente presenta para su debate, y en su caso aprobación, por el Pleno de esta Diputación la siguiente

 

MOCIÓN

Desde el inicio de la tramitación legislativa de la Ley 7/2013, de 27 de septiembre, de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad de Castilla y León se ha puesto de manifiesto la incapacidad de la Junta de Castilla y León para resolver los problemas en materia de ordenación del territorio de esta Comunidad tan extensa y despoblada.

De este modo vimos como en lugar de solucionar los problemas de los pequeños municipios y Juntas Vecinales que, dicho sea de paso, continúan en un limbo jurídico en cuanto a su regulación, competencias, apoyo institucional y financiero, el PP y el PSOE de Castilla y León pactaron la aprobación de esta norma que no viene a solucionar los problemas de los ciudadanos sino a crear nuevos frentes y nuevos entes administrativos sin que se produzca ningún tipo de ahorro y sí mucha confusión entre los ciudadanos, cargos públicos y personal al servicio de las administraciones.

Decimos confusión porque la Junta no ha explicado el tipo de servicios que se prestarán, si se priorizará la prestación de los mismos por las mancomunidades o por los municipios; si únicamente tienen la voluntad política de ceñirlo a los servicios autonómicos en esos territorios o van a llegar hasta el final en su desarrollo llevando el caos a los municipios.

 

A pesar de la oposición y de los recelos a esta Ley que se ha puesto de manifiesto cada vez que algún miembro de la Junta ha intentado explicarla, la Junta ha seguido adelante y ahora estamos en el momento de la elaboración del mapa del que lo único que podemos decir es que la Junta nos ha presentado el mapa de las Zonas Básicas de Salud con algunas modificaciones o uniones entre las mismas.

Desde UPL hemos manifestado que no queremos discutir la conveniencia de esas zonas en términos sanitarios por cercanía geográfica o de facilidad de las comunicaciones pero esto no significa que sirvan para crear una nueva administración o pseudo administración sin tenerse en cuenta criterios culturales, administrativos o sociales.

Cuando se elaboró el primer mapa de ordenación rural de la Provincia de Valladolid vimos como se pretendía anexionar el municipio leonés de Izagre a la unidad vallisoletana de Mayorga. El tiempo nos ha vuelto a dar la razón y vemos como Izagre cambia de región y que hay unidades como la de Valderas en la que se mezclan dos regiones, tres provincias y cuatro partidos judiciales o que distintas localidades de un municipio pertenezcan a diferentes unidades básicas.

No estamos hablando de un trámite sin importancia como se está intentando transmitir a los ciudadanos desde el Partido Popular, sino que estamos hablando de un trámite importantísimo que determinará la creación de las mancomunidades de interés general, el futuro político y administrativo de la Comunidad Autónoma a no ser que llegue el sentido común a la Junta y decidan derogar esta Ley e iniciar los trámites entre todas las formaciones políticas para la aprobación de una nueva ley que sea más coherente jurídicamente con la normativa estatal y que sea consensuada con las administraciones locales, entre las que se incluye esta Diputación.

Sin entrar en muchos detalles queremos denunciar que el artículo 38 desvirtúa la voluntariedad de los Ayuntamientos ya que se exigen unas mayorías pero no la unanimidad de todos a la hora de crear las mancomunidades y que con esta regulación podrá haber hasta nueve niveles administrativos sobre un solo pueblo debido a que al crearse un mapa en el que no se tienen en cuenta ningún criterio cultural o la voluntad de los ayuntamientos provocará que cuando una mancomunidad que haya funcionado bien y que tenga un patrimonio será difícil de disolver o simplemente los ayuntamientos que la conformen no querrán hacerlo por sentido común y porque les ampara la legislación estatal que sigue permitiendo la existencia de las mancomunidades.

Desde UPL  reiteramos la necesidad de que la Junta de Castilla y León deje de jugar a ser el legislador básico del Estado, ya que las administraciones están ya inventadas y sólo tenemos que organizarlas de manera eficiente. Que lo que demandan los ciudadanos es evitar las duplicidades y niveles administrativos innecesarios, que se eliminen puestos políticos en lugar de crearlos y que cada administración ejerza sus competencias.

Por lo anteriormente expuesto,

SOLICITA

Que se adopte por el Pleno de la Diputación Provincial de León  acuerdo consistente en la creación de un órgano de trabajo en el seno de la Diputación, con participación de los municipios, de cara a consensuar una postura sobre la ordenación del territorio que sea coherente con las necesidades de la sociedad, de nuestros municipios y en la que se ponga de manifiesto la voluntad de esta Provincia en torno a la hora de afrontar un tema tan importante como lo es la ordenación del territorio.

En León, a quince de octubre de 2015

 

 

Matías Llorente Liébana

PORTAVOZ GRUPO UPL

 

 



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar