Y ahora el Agua

Y ahora el Agua

Y esto no es victimismo, es una queja basada en una triste realidad de años y años de mala gestión y de vacío de poder

LUIS MARIANO SANTOS REYERO – OPINIÓN – LEONOTICIAS

Algunos tachan a quien defiende esta tierra de victimistas, generalmente son aquellos que o bien llevan años beneficiándose de las desgracias de la misma para engordar sus carreras políticas o son aquellos que llegaron a la misma con el afán regenerador y luego se han hinchado a elegir de forma digital a funcionarios fieles a la causa.

Esta reflexión viene al hilo de que esas tierras, pasan por carecer a veces de quien les defienda, aquellos que tienen competencias y «mando en plaza» han permitido que durante muchos años se haya cometido abusos ecológicos de grandes dimensiones, me estoy refiriendo al destrozo de los acuíferos de la montaña central en la obra de la variante de Pajares.

Nos pasamos horas y horas, escribimos páginas y páginas debatiendo sobre el cambio climático, sobre la transición ecológica, pero permiten sin ni siquiera sonrojarse que una tropelía medioambiental de este tamaño pase de puntillas con la anuencia de ese Ministerio de Transición o de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Si grave ha sido la dejación en la obra de la variante de Pajares, no menos ha sido la chapuzas en la que no se vislumbra una finalización rápida después de tantos años, con tamaño éxito, lo que ha sido constante ha sido que llevamos muchos años perdiendo el agua de la montaña leonesa filtrada por los túneles perforados hacia el principado de Asturias.

Hete aquí que todo podía ir a peor, y esa chapuza ecológica y técnica que ha generado ese trasvase, quieren ahora que se convierta en definitivo desde Asturias. Ya que nos han quitado el agua fruto de la ineptitud de quien diseñó semejante obra de ingeniería, ahora para ya culminar el proceso, Mieres y Lena plantean una red para abastecer a los pueblos con esos acuíferos desviados de la cuenca del Bernesga.

En cualquier otro territorio, la mayoría de la gente saldría a la calle y correría a gorrazos a los que con su acción o su inacción han posibilitado semejante dislate, aquí saldrán los de siempre, los acomplejados, a decir que somos unos victimistas, que la defensa de nuestra tierra es crear muros o que ahora hay que fomentar la unidad. Sin embargo lo que esconden realmente esos mensajes, no es otra intención que la de callar a unos ciudadanos cansados ya de ceder sus tierras, ceder sus aguas, ceder de forma solidaria su sudor en favor de otros que no tenían esa posibilidad, quizás llego el momento de ser un poco egoístas y mirar sólo por defender lo nuestro. No es este un mensaje insolidario, sobre todo si viene de quien lleva años generosamente dando para que algunos sigan medrando, mientras nuestros jóvenes emigran en busca de trabajo, permitir que nos quiten el agua, permitir que nos llenen la montaña de molinos, seguir aplaudiendo que nuestros jóvenes tengan que emigrar por falta de empleo, no es ser solidarios es ser simplemente cándido.

Y la candidez no es útil para gobernar ni para gestionar, la candidez en política es casi un sinónimo de mediocridad, y no podemos permitirnos el lujo de ser ni cándidos ni mediocres, el Ministerio de Transición y la Consejería de Medio Ambiente, deben de trabajar por esta tierra, porque de lo contrario no estaría sirviendo para nada. Y esto no es victimismo, es una queja basada en una triste realidad de años y años de mala gestión y de vacío de poder. Son los datos los que hablan, es la gente la que necesita una política eficaz y eficiente. Es la gente la que no necesita ni más candidez ni más mediocridad.



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar