¿Y dentro de 15 años?

¿Y dentro de 15 años?

Cuando esquilmar los territorios es la práctica política habitual, el político se convierte en el enemigo para el pueblo

LUIS MARIANO SANTOS REYERO – OPINIÓN – LEONOTICIAS

Pocas cosas se pueden predecir en este mundo cambiante, nadie hubiera lanzado la premonición de una pandemia como la que nos asola, poco futuro tienen aquellos videntes televisivos que nos adelantaban noticias del corazón en otras épocas televisivas más proclives para ellos.

Sin embargo hay cuestiones fáciles de predecir en este panorama sombrío, hay proyecciones que se plantean a 15 años vista y que llevan lanzándose ejercicio tras ejercicio con certeza, y que a mayores suele empeorar cada vez que se lanza, pero que mantiene esa tendencia mortífera. Os hablo de los datos demográficos de la Región Leonesa. Nos hemos despertado con que a 15 años el planteamiento es que este país crecerá en población, y que 2 provincias de la Región Leonesa ocuparán el primer puesto nacional en pérdida de población con el 17% en Zamora y el 13% en León, con una previsión de pérdida de más de 60.000 habitantes. No está mejor Salamanca, que junto a Lugo y Orense marcan los 5 primeros puestos en pérdida de población nacional.

Sí, sí, muchos dirán que estamos hablando de un tendencia nacional y europea, aunque España gane población casi 1 millón, es verdad que aunque la pérdida es moderada ninguna provincia de esta comunidad autónoma se libra de este quebranto poblacional, pero entre un 2% y un 17 o un 13 hay una ligera diferencia. Esto se explica por tendencias sociológicas pero también por las políticas, o acaso es casualidad la situación de la 3 provincias leonesas. Estamos ante uno de los mayores fracasos de la política Nacional y Autonómica porque ambos son responsables como lo son quienes han ostentado gobiernos en ambos ejecutivos.

Es más, se puede concluir, que la creación de esta comunidad autónoma ha sido un fiasco, que los resultados y su evolución económica y social sólo aconseja su disolución, que nada cambia dependiendo de quién maneje el timón en la administración central y que la mayoría de las provincias de Castilla también se lamentan por el centralismo despiadado que ha generado un centro próspero y una periferia pobre.

Somos buenos para sacrificarnos en pos de una solidaridad mal entendida, nos hemos sacrificado como reserva estratégica de energía, primero anegando nuestros pueblos, luego dejando devastar nuestras cuencas para obtener carbón y luego descarbonizando las mismas sin ninguna alternativa de empleo, ahora plantando numerosos parques eólicos con afección a nuestros espacios protegidos, poco sostenibles, medioambientalmente hablando y, sobre todo, especulando, una vez, más para beneficiar a esas eléctricas parasitarias.

Y es que cuando esquilmar los territorios es la práctica política habitual, el político se convierte en el enemigo para el pueblo.

Algunos me tachan de pesimista pero es que con la trayectoria que traemos solo puedo pensar que así las cosas, dentro de 15 años menos poder político, menos jóvenes, menos riqueza, menos de todo…

TEMAS

EspañaLeónOpinión Leonoticias



Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar